‘Greg’ Sánchez analiza denuncia contra gobierno mexicano

El ex alcalde de Cancún,Gregorio Sánchez Martínez, informó esta mañana que una juez en Argentina desestimó las acusaciones hechas en su contra por lavado de dinero y evasión fiscal en la compra de un terreno de 950 hectáreas, que involucró el pago de dos millones de dólares mediante cheques certificados, el año pasado.

La acusación fue hecha por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) de Argentina que, a decir de “Greg” Sánchez, no presentó una sola prueba para acreditar las imputaciones hechas.

Sánchez Martínez responsabilizó al entonces presidente Felipe Calderón, de haber “orquestado” una supuesta campaña de persecución en su contra, que todavía continúa, toda vez que la AFIP inició sus averiguaciones y actuaciones en Argentina a partir de noticias publicadas en prensa sobre los presuntos vínculos de “Greg” con el crimen organizado.

El también ex candidato a la gubernatura de Quintana Roo durante el proceso electoral del 2010 adelantó que “valora” presentar una demanda por daño moral ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en contra de la AFIP, debido al perjuicio que le ocasionaron a su imagen pública, a la de su esposa, Niurka Sáliva, y a su hijo de 4 años.

“Fui víctima de una campaña de difamación orquestada y dirigida. La denuncia penal fue hecha por la AFIP de la delegación de Posadas, basada en noticias en Internet. Esto prueba que el daño moral derivado del encarcelamiento de Felipe Calderón me sigue persiguiendo.

“Quiero decirles que mi equipo jurídico valora, denunciar a la FIP, en México y en Argentina, ante la Corte Interamericana por daño moral; no se puede hacer escarnio de alguien sin tener pruebas. Ni siquiera me preguntaron”, expresó.

“DENUNCIA ES CASO CERRADO”

El 13 de mayo de 2014, el gobierno de Argentina, a través de la AFIP, anunció oficialmente que “Greg” era objeto de una denuncia por lavado de dinero y evasión impositiva, debido a la compra “no bancarizada” de un terreno de 930 hectáreas, en la provincia de Entre Ríos, en donde se construyó una lujosa vivienda.

El edil dio a conocer hoy que el 14 de noviembre del 2014, la juez Penal de Posadas, Misiones, de Argentina, María Verónika Skanata, desestimó la denuncia presentada por la AFIP por falta de pruebas y el fiscal, Pablo Ricardo Di Loretto, cerró el caso.

“La juez emitió sentencia, en la que desestima las acusaciones de la AFIP y el fiscal cierra el caso y archiva el expediente. Es caso juzgado e inapelable”, subrayó el ex candidato a senador y a diputado, quien se dijo “con la frente en alto”.

EMBARGOS EN LITIGIO

El 7 de agosto pasado, tres propiedades de “Greg” fueron embargadas en Cancún por orden de un Juez de lo Civil radicado en el Distrito Federal.

La medida fue resultado de un juicio mercantil y penal, promovido por el empresario Steve Santander, quien demandó en 2009 al entonces edil por el impago de pagarés por 10 millones de dólares, usados para financiar el último tramo de su campaña a la presidencia municipal, en 2008.

Al respecto, el actual militante del Partido del Trabajo (PT) respondió que los embargos pueden revertirse, pues el juicio aún no concluye.