Aplicar la ley sin distinción; no a desalojos selectivos: CARA

Es necesario que el Poder Ejecutivo entienda que en Oaxaca no debe haber ciudadanos de primera ni de segunda, todos debemos ser tratados por igual, de ahí que la aplicación de la ley debe ser apartidista y sin distingos, muchos menos debe estar impulsada por fobias o intereses sectarios.

Así lo afirmó el diputado presidente de la Comisión Permanente de Protección Ciudadana de la LXII Legislatura estatal, Carlos Alberto Ramos Aragón, quien lamentó y rechazó el uso excesivo de la fuerza de elementos de Seguridad Pública estatal en contra de vecinos de San Antonio de la Cal, quienes exigen la construcción de una obra necesaria para la seguridad de los peatones.

Luego de exigir la liberación inmediata de las personas detenidas por este hecho, el legislador oaxaqueño manifestó:

“Desde el Congreso del Estado rechazamos los desalojos selectivos, la fuerzas de seguridad pública no deben tener color, mucho menos partido, tampoco debe ceñirse a apetitos personales o de grupo. La ley debe ser pareja y aplicarse sin distingos”, recalcó

Dijo que el Estado es el responsable de valer y hacer cumplir la ley; sin embargo, el Estado de Derecho no debe hacerse valer por las autoridades cometiendo infracciones a las normas. “La ley es general, no selectiva, la aplicación de las normas no es en contra de unos y otros puedan gozar de total impunidad”.

Detalló que un sistema democrático y que pregona el respeto a las libertades, no debe ni puede actuar de forma inquisitorial so pretexto de restablecer el orden, “siempre que un pueblo o comunidad manifiesta si no se actúa con sensatez, se estarán vulnerando garantías individuales”.

El legislador del grupo parlamentario del PRI fue enfático al señalar que no existe una explicación lógica del actuar gubernamental en contra de las organizaciones sociales y de los ciudadanos comunes que se manifiestan para exigir atención a sus demandas sociales y solución a los problemas que enfrentan.

“Pareciera que la ley está regida por favoritismo y conveniencias, porque las organizaciones que son afines al gobierno o que los apoyaron para llegar al poder, son intocables y puede hacer y deshacer en Oaxaca. A ellos no los tocan, tienen total libertad de bloquear calles, tomar oficinas y atentar contra los ciudadanos comunes y corrientes.

“Sin embargo, cuanto se trata de organizaciones o grupo de ciudadanos que no son afines a sus propósitos, de inmediato utilizan la fuerza pública para desalojarlos, argumentando todo tipo de pretextos, por eso, exigimos que el titular de Seguridad Pública, Alberto Esteba Salinas, actúe de manera pareja, con todo aquel que atente contra los derechos de terceros, principalmente al libre tránsito”, enfatizó.