Cirugía de alta especialidad en Tuxtepec, salva vida de bebé

0
214

San Juan Bautista Tuxtepec, Oax.- A pesar del sofocante calor del medio día en esta localidad, Azucena Pérez, madre de Sebastián y Alberto, narra paciente –y emocionada por los resultados– la historia de este último, quien a 18 días de nacido tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.

Abanicándose continuamente mientras espera el turno de la consulta, la joven madre mira jugar a sus dos chiquillos y recuerda, “era desesperante ver cómo mi bebé lloraba porque tenía hambre y le era prácticamente imposible comer, vivió en ayuno total por 15 días…al salir del hospital había perdido casi medio kilogramo, se veía muy pequeñito…”.

Explicó que tras algunas consultas de valoración en el primer nivel de atención, el Hospital General le otorgó una revisión minuciosa que incluía diversos estudios clínicos, lo que incrementaba el desasosiego de la familia. Luego, con una gran sonrisa dibujada en el rostro, Azucena dijo “gracias a Dios, a Fausto Miguel Ríos Méndez y a todo su equipo, mi hijo sigue aquí, vivo, jugando y muy amado”.

En ese tenor el cirujano pediatra, con cinco años de adscripción en este nosocomio, explicó que en México, en promedio, uno de cada cinco mil recién nacidos llega a presentar el Síndrome de obstrucción intestinal secundario a membrana duodenal, (malformación congénita que impide el paso parcial o total de la leche en los bebés provocándoles vómito).

Agregó que desde su llegada a esta unidad de segundo nivel, sólo se han presentado dos casos, el más reciente el de Alberto, “no fue una decisión fácil puesto que la sintomatología que presentaba el niño era característica de un padecimiento común, estenosis pilórica, sin embargo los análisis no confirmaban las sospechas”.

Explicó que toda cirugía neonatal o en los primeros meses de vida requiere un tratamiento multidisciplinario y se deben realizar en un hospital de tercer nivel, sobre todo destacó, por el tamaño de los tejidos y órganos de los infantes.

Y es que aunque este nosocomio es de segundo nivel y está diseñado para las ramas de traumatología, medicina interna, ginecología, urgencias, otorrinolaringología, así como cirugía y atención general, no está pensado para brindar servicios o albergar personal que pudiera intervenir al pequeño Alberto, sin embargo, la cirugía se llevó a cabo.

Ríos Méndez, informó que el procedimiento tardó alrededor de una hora 45 minutos ya que el bebé debió ser explorado detenidamente, “tuvimos que remover dos membranas con extrema delicadeza, pues se trataba de un recién nacido, no obstante fue exitoso, pero era importante esperar a que pudiera ingerir alimento para asegurarse que no existía una obstrucción intestinal a otro nivel”.

Agregó que luego de la operación, el menor evolucionó favorablemente, con sus funciones orgánicas normales, por lo que 14 días después del periodo de recuperación reanudó su vida de manera normal y sigue creciendo como cualquier pequeño sano.

Cabe señalar que este hospital tiene 36 años de otorgar servicios a los cuenqueños que más lo necesitan, ello a través de una plantilla laboral compuesta por 502 trabajadores y atiende las 24 horas los 365 días del año.