Quiebra de Mexicana de Aviación atiende intereses económicos: Luis Arias Pallares

Luego de que este día la jueza federal Edith Alarcón declara la quiebra de Mexicana de Aviación, al considerar que se han excedido los plazos legales para rescatar a la empresa, que cesó operaciones en agosto de 2010, el diputado federal del PRD Luis Arias Pallares aseguró que esa decisión podrá ser evaluada jurídicamente por parte de los trabajadores agraviados y buscar la vía de la impugnación no sólo por la resolución sino por las prácticas dilatorias y atípicas que tuvo el Juicio Ejecutivo Mercantil, y buscar instancias superiores en la impartición de justicia de nuestro país.

El secretario de la Comisión de Transporte de la Cámara de Diputados aseveró que evitar la quiebra de Mexicana era lo más conveniente para el país, por la cobertura en las rutas de la aerolínea más antigua en México, y la cuarta mejor del mundo, además de la fuente de trabajo que representaba para más de 8 mil 500 empleados directos.

“La quiebra de Mexicana de Aviación atiende, sin duda, a intereses provenientes del mismo poder en las administraciones panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón, en donde sus socios como Gastón Azcárraga, primo de Emilio Azcárraga Jean, el grupo Hildebrando, y el actual senador Javier lozano, otrora secretario de Trabajo en el sexenio calderonista, se fraguara un plan para favorecer a Aeroméxico, Interjet y Volaris”, indicó Arias Pallares.

“La PGR –agregó el diputado del PRD– sigue sin informar a la opinión pública sobre el paradero y detención de Gastón Azcárraga, prófugo de la justicia, y uno de los principales responsables del fraude y ahora quiebra de Mexicana de Aviación. Por ello le preguntamos a esta representación social sobre la actuación de los otros integrantes del Grupo Posadas, porque requerimos saber cuáles son las líneas de investigación sobre las operaciones con recursos de procedencia ilícita que se pudieron haber hecho desde este grupo y su vinculación con los funcionarios en el poder”.

Sin duda, dijo Arias Pallares, continúan muchas interrogantes y hay pocas respuestas en lo que parece todo un diseño para desarticular a Mexicana de Aviación. Adelantó que “por ello, presentaré un Punto de Acuerdo para conformar la Comisión Especial sobre el caso Mexicana de Aviación, ya que hay varias líneas que desde el Gobierno no se atacan o no se han querido atacar”.

Por último, indicó que “luego de la quiebra de Mexicana estaré pendiente de la liquidación puntual y justa de los más de 8 mil 500 empleados y empleadas, que durante casi cuatro años han soportado de manera valiente y decidida, una lucha por recuperar sus fuentes de empleo, dotar a sus familias de los elementos básicos que todos en México debieran tener, y ver volar nuevamente a su empresa Mexicana de Aviación, que por más de 90 años viajara por los cielos del mundo”.