Taxistas se disputan la ruta del sitio San Vicente

Juchitán, Oax. Taxistas de los diferentes grupos adheridos al sitio San Vicente, disputaron los pasajes colectivos al crucero, bloqueándose mutuamente y causando un problema vehicular en que particulares se vieron envueltos.

Los concesionarios, encabezados por Víctor López Luis, arribaron a la esquina de la calle 16 de Septiembre y avenida Efraín R. Gómez, con el argumento de que “los compañeros no quieren respetar el sitio único”.

El también dirigente de taxistas acusó al líder de una fracción del Sitio San Vicente, de ser “rebelde y no dar la cara, lo estamos esperando y nunca llega”. Se refería a Miguel Ángel Pineda Esteva.

Al momento del cierre, un autobús urbano se quedó en el tramo cerrado, lo que obligó la intervención de oficiales de tránsito y el dirigente de tales unidades, Miguel Enrique Escobar, mientras otros taxistas solo comentaban entre ellos que “mientras nosotros estamos peleando, los mototaxistas están felices”.

Ramiro Antonio, uno de los usuarios del pasaje dijo que “deben entender que Dios dispone para todos, se pelean a quienes vamos al crucero, cuando uno es libre de decidir en qué línea o auto subo, no se vale que nos estén bajando de los taxis por su problema interno, por eso Juchitán está como está, porque no hay autoridad, todos quieren hacer lo que se les pega en gana”

El 25 de octubre del año pasado, al menos ocho organizaciones de taxis acordaron ubicar el sitio único de taxis en la esquina ya citada, con la aceptación de la mayoría de las agrupaciones, con excepción al sitio 11 de Enero y Heliodoro Charis, asesorados por el actual regidor de energía, Héctor Matus Martínez.

Tres semanas después, vino la inconformidad de taxistas dirigidos por el ya citado Miguel Ángel Pineda y Virgilio Jiménez Castillo, que comenzaron el rompimiento del sitio único, alegando que los mototaxistas no respetaron los convenios y que los ruleteros de Héctor Matus tampoco. Desde entonces, grupos del sitio CTM y una parte de San Vicente, han ocupado los anteriores “cajones” que tenían en sus sitios originales.