EU lanza bombas tras ataque con dron y mata a 14 proiraníes en Siria

0
572

La Jornada

Al menos 14 combatientes proiraníes fallecieron en bombardeos de Estados Unidos en el este de Siria, en represalia por un ataque con drones que mató a un estadunidense e hirió a seis, informaron ayer Washington y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Un contratista estadunidense falleció, y otro contratista y cinco soldados igualmente estadunidenses resultaron heridos cuando un dron explosivo “de origen iraní” golpeó el jueves una instalación de mantenimiento de una base cerca de Hasaké, en el noreste de Siria, indicó el Pentágono en un comunicado.

En respuesta, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, declaró que por indicación del presidente Joe Biden ordenó “ataques aéreos de precisión antenoche en el este de Siria, contra instalaciones utilizadas por grupos afiliados al cuerpo de los Guardianes de la Revolución” iraníes.

El OSDH, con sede en Reino Unido y dotado de una amplia red de informantes en Siria, notificó que 14 personas murieron por los bombardeos estadunidenses, incluidos nueve sirios.“Los ataques estadunidenses tuvieron como objetivo un depósito de armas en la ciudad de Deir Ezzor, y mataron a seis combatientes proiraníes”, precisó.

“Otros dos combatientes fallecieron en ataques contra (posiciones en) el desierto de Al Mayadin, y otros seis cerca de Al Bukamal”, detalló el director del observatorio, Rami Abdel Rahman.

Grupos proiraníes instalados cerca de la ciudad de Al Mayadin dispararon ayer tres misiles cerca de una base estadunidense, dijo Abdel Rahman. Dos de ellos golpearon el mayor campo de petróleo de Siria, Al Omar, donde se encuentra la base estadunidense, pero sin causar daños, mientras el tercer proyectil impactó una casa cercana.

Desde Ottawa, el presidente Joe Biden indicó que Estados Unidos “no busca conflicto con Irán”, pero agregó que está preparado con el fin de “actuar enérgicamente para proteger a nuestro pueblo. Eso es exactamente lo que sucedió”.

En tanto, el primer ministro británico, Rishi Sunak, y su par israelí, Benjamin Netanyahu, acordaron colaborar para resistir a las acciones de Irán, que consideran amenazantes para la seguridad regional.