Huachicoleo en municipio capitalino.

0
1752

 

En medio de la crisis por el robo de 426 vehículos, 350 motocicletas, 34 bicicletas y un montículo de desperdicios del encierro Primavera del municipio capitalino, la administración de ex rector de la
UABJO, Francisco Martínez Neri deberá investigar el robo y venta de combustible destinado a los camiones recolectores de basura pero que es sustraído de vehículos oficiales para su venta a particulares.
De acuerdo a una denuncia ciudadana, un trabajador del ayuntamiento de Oaxaca de Juárez de nombre Marcos que responde al sobrenombre de Hulk, adscrito a la Secretaría de Servicios Municipales vende gasolina y diésel en su domicilio a camiones de transporte urbano que acuden a su domicilio particular por el combustible que obtiene de los camiones recolectores de basura.
En improvisados galones de 20 litros aproximadamente y una manguera de uso normal, sin ningún tipo de precaución en el manejo de la gasolina, el empleado municipal surte del Diésel a los camioneros que acuden a su casa para llenar sus tanques a cambio de un precio menor, 15 pesos el litro, pues el costo promedio es de 23 pesos con 64 centavos.
El negocio particular del empleado municipal está ubicado en la privada de Amatista esquina con calle Coral en la colonia Bugambilias.
A este domicilio llegan camiones de transporte urbano para la compra de  combustible, principalmente de la empresa TUSUG que cubre la ruta: Lomas de Santa Rosa-Bugambilias parte Alta, además de el Rosario.
Automovilistas que circulan esa zona exigieron la inmediata intervención del presidente municipal, Francisco Martínez Neri porque el trabajador del ayuntamiento pone en riesgo la seguridad de las familias que habitan en esa demarcación porque el almacenamiento y mal manejo del combustible podría causar una fuerte explosión. Incluso debido al derrame de gasolina y diésel sobre el pavimento hace unos días derrapó un vehículo.
También pidieron al Secretario de Servicios Municipales, Ferdinando Rosado Duarte una exhaustiva investigación para que finqué responsabilidades por el daño causado al erario municipal por el robo de la gasolina de los camiones recolectores de basura. Y por supuesto el despido del empleado capitalino.