AMLO, en favor de ya no producir fármacos con fentanilo

0
218

La Jornada

El presidente Andrés Manuel López Obrador convocó a la comunidad científica y médica del país a analizar la viabilidad de sustituir el fentanilo en la elaboración de analgésicos que se suministran para mitigar el dolor en pacientes terminales. De confirmarse esta posibilidad se determinará la prohibición del uso del fentanilo en México, sustancia que se utiliza para la elaboración de drogas químicas que generan graves daños a la salud, que se sumarían a las acciones contra su tráfico ilegal.

Celebró la iniciativa del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para prohibir la venta de armas de alto poder a civiles en ese país. Sin embargo, fustigó el maniqueísmo de políticos republicanos y demócratas que pretenden responsabilizar sólo a México del tráfico de esta droga en ese país, de manera injustificada e hipócrita, posición que se asocia a la pretensión del uso del ejército estadunidense en México para combatir a las bandas que lo trafican: “eso nunca jamás lo vamos a permitir”.

A pesar del reconocimiento a la iniciativa de Biden, criticó la situación que prevalece en cuanto al tráfico ilegal de armas: “¿Por qué no controlan, sobre todo, la venta de armas de alto poder? ¿Qué hacen con eso? El 80 por ciento de las armas que utilizan aquí las organizaciones criminales, las de alto poder, vienen de Estados Unidos y no hay control, pueden comprar una ametralladora en un supermercado, en una armería”.

En la conferencia matutina subrayó que por solidaridad y visión humanitaria se intensificará la colaboración con Estados Unidos para enfrentar el tráfico de fentanilo, pero “no vamos a ser sus empleados y nos van a venir a decir: ‘Te vas a dedicar únicamente a esto’. No, somos libres, soberanos, tenemos nuestra estrategia”. Y añadió: es necesaria la ayuda mutua, pero esto no implica el sometimiento de México a sus estrategias.

“¡Cómo le vamos a dejar a la DEA el manejo de la seguridad en México, si han demostrado que no pueden! ¿O ha habido buenos resultados en Estados Unidos en cuanto al combate a la droga?”

Al dar detalles de su encuentro con representantes estadunidenses para reformar el Entendimiento Bicentenario en materia de seguridad con particular énfasis en el fentanilo, declaró que se reforzará la colaboración bilateral.

Adelantó que si el análisis científico sobre la viabilidad de sustituir el fentanilo en la producción de analgésicos es exitoso, se solicitará a Estados Unidos que replique esta prohibición en su territorio. Más tarde, la directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, María Elena Álvarez-Buylla, anunció que ese organismo coordinará este proceso de revisión.

Si bien en México “tenemos el control que no se tenía antes sobre el ingreso de fentanilo”, al prohibir su uso “ya no habría ninguna posibilidad de que pudiese importarse y lo sustituiríamos por otros analgésicos, a ver si es viable, con el compromiso de que todo lo que entre de manera ilegal va a seguir siendo combatido”, expresó López Obrador.

Ante las acusaciones de congresistas estadunidenses a México de una insuficiente colaboración, destacó que se han dado acciones fundamentales: se trasladó la administración de los puertos a la Secretaría de Marina, lo que ha redundado en un incremento en el decomiso de sustancias precursoras de drogas químicas, porque anteriormente “los puertos de Manzanillo y Lázaro Cárdenas prácticamente estaban tomados por la delincuencia”.

La Secretaría de Marina y la Cofepris trabajaron para ordenar la importación del fentanilo, que viene fundamentalmente de Asia. Antes, está probado, llegaba a supuestos laboratorios clandestinos, se les permitía la importación y se usaba el fentanilo para el tráfico, para introducirlo a Estados Unidos, laboratorios fantasmas que solicitaban el ingreso de esta sustancia. Aseguró que ésta se introduce a Estados Unidos no sólo vía México, sino también por Canadá e incluso de forma directa.