3 claves del “explosivo” aumento de casos de covid en China tras el fin de las restricciones para controlar la enfermedad

0
588

Los hospitales en China hacen frente a una intensa presión ante la oleada de pacientes que están llegando a las unidades de cuidados intensivos infectados de covid-19, de acuerdo a la información que está llegando desde la nación asiática.

Con información de la BbcNews

A principios de diciembre, el gobierno de Pekín anunció un giro completo de su política de lucha contra el coronavirus -hasta entonces la más estricta del mundo- y empezó a eliminar los confinamientos obligatorios y el extenso programa de pruebas, tras una serie de protestas ciudadanas contra las restricciones.

Con la eliminación de las pruebas obligatorias, se ha vuelto imposible rastrear los nuevos casos en el país, al mismo tiempo que las autoridades chinas han dificultado el poder contabilizar las muertes por covid al registrar únicamente bajo esa categoría a las causadas por neumonía o fallo respiratorio.

En un informe del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China (CCD, por sus siglas en inglés) filtrado a la prensa, las autoridades estiman que casi 250 millones de personas se contagiaron de covid-19 en los primeros 20 días de diciembre.

Sin embargo, la Comisión Nacional de Salud de China (CNS) reclasificó la covid-19 de una enfermedad tipo A a una tipo B, o sea, que generalmente no representa una amenaza para la vida de personas saludables. También anunció el domingo que ya no publicaría las cifras de infecciones.

La falta de información oficial ha llevado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a algunos gobiernos a exigirle a Pekín mayor transparencia sobre nuevos casos, la severidad de estos y el número de hospitalizaciones.

1. ¿Qué se sabe hasta el momento?

 

El panorama completo no es muy claro. A la censura que existe en los medios de comunicación, se suma la decisión del gobierno de no publicar las cifras de nuevas de infecciones.

Los medios extranjeros dependen para su cobertura de la situación de los testimonios, fotos y videos publicados en las redes sociales por usuarios dentro de China.

En algunos de los más recientes se ven escenas alarmantes en las salas de emergencia de los hospitales, con pacientes -muchos de ellos ancianos- acostados en camillas, llenando los pasillos en espera de un diagnóstico o para ser internados.

Un periodista del diario The Washington Post grabó un video en el que se ven pacientes hacinados en pasillos tras pasillos, con los familiares parados cerca de ellos, obstaculizando el paso.

Este contacto cercano entre los enfermos y personas supuestamente no infectadas podría disparar los casos.

Según el diario estadounidense, los medios estatales reportaron que la unidad de emergencias del hospital Zhongshan, uno de los más importantes en China, estaba manejando unos 1.000 pacientes diarios, entre 700 y 800 más que en la misma época el año pasado.

Cuando el gobierno chino decidió levantar las estrictas restricciones que había para controlar la enfermedad, los brotes ya iban en aumento. Pero, desde entonces, los contagios se han disparado, incrementando la perspectiva de una alta tasa de mortalidad entre las personas mayores.

La CNS recientemente solicitó a los hospitales reactivar a los trabajadores de la salud jubilados para ayudar con la avalancha de casos y para reemplazar a los doctores y enfermeras que se han contagiado de covid.

También hay preocupación de que muchos hospitales ya no tengan reservas de medicamentos específicos para tratar la covid y solo estén ofreciendo fármacos contra síntomas específicos como la tos, según le dijo al diario asiático The Strait Times una trabajadora de la farmacia de un hospital en la ciudad de Chengdu.

Además, China ha quedado rezagada con su programa de vacunación de covid. Además, lasvacunas que desarrolló y produce sonconsideradas menos efectivas para proteger contra las infecciones graves por covid que las vacunas ARNm utilizadas en el resto del mundo.

2. ¿Cuántos casos y muertes hay?

 

La cifra real de infecciones de covid y muertes relacionadas se desconoce porque las autoridades han dejado de publicar los datos. La decisión fue anunciada el domingo pasado por la Comisión Nacional de Salud.

“La información relacionada con la covid-19 será publicada por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China para referencia e investigación”, dijo la CNS en un comunicado, sin dar otras explicaciones.

Antes de tomar esa decisión, el gobierno de Pekín estaba reportando unos 4.000 nuevos casos diarios y pocas muertes.

El bajo número de fallecimientos registrados puede deberse a la nueva manera en la que las autoridades clasifican las muertes por covid, atribuyéndolas solo a las causadas por neumonía o fallo respiratorio.

Hasta el 21 de diciembre, la cifra oficial de muertes para ese mes era de apenas ocho. Al mismo tiempo, sin embargo, los crematorios en la capital estaban teniendo dificultades con el aumento de cuerpos que llegan para ser incinerados.

En el informe del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China filtrado a la prensa, las autoridades estiman que casi 250 millones de personas se contagiaron de covid-19 en los primeros 20 días de diciembre, tras el desmantelamiento de las estrictas restricciones impuestas desde 2020 para controlar la enfermedad.

Las cifras fueron reveladas por Sun Yang, el subdirector del CCD, en una reunión a puerta cerrada el miércoles 21 de diciembre, según filtraron al diario británico Financial Times dos personas vinculadas a esa información.

Sun Yang afirmó que sus cálculos incluían 37 millones de personas infectadas solo el martes 20 de diciembre, añadiendo que la tasa de propagación de covid seguía en aumento y estimó que más de la mitad de la población de Pekín y Sichuan ya estaba infectada.

Unos días después, en una inusual información de un diario controlado por el gobernante Partido Comunista de China, el director de salud de la ciudad Quigdao -de unos 10 millones de habitantes- aseguró que estaban registrando hasta medio millón de nuevos casos al día.

La inédita revelación de que la ola de infecciones no estaba siendo reflejada en las estadísticas oficiales fue rápidamente censurada y republicada sin las cifras.

Expertos en salud vaticinan que China registrará por lo menos un millón de muertes por covid en 2023. Airfinity, un sitio web británico especializado en la pandemia, calcula que podrían sobrepasar los dos millones.

3. ¿Qué dicen la OMS y la comunidad internacional?

 

La OMS se manifestó “muy preocupada” con la evolución de la situación en China y las informaciones que apuntan a un aumento de los casos de infección severos.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo haber instado a China a que comparta sus datos sobre la severidad de la enfermedad, las hospitalizaciones y la capacidad de sus unidades de cuidado intensivo.

En su comunicado, Tedros insistió en que China debe realizar las investigaciones solicitadas para llegar a una completa evaluación del riesgo de la situación en el terreno.

Dijo, también, que la OMS continuará apoyando a China para que concentre sus esfuerzos en la vacunación de las personas en mayor riesgo en todo el país.

El director del programa de emergencias de la OMS, Mike Ryan, expresó que instarían a China a importar vacunas extranjeras ARNm, como las de Moderna y BioNTech, que han probado ser más efectivas contra la covid-19.

China todavía no ha aprobado el uso de esas vacunas en su población.

Entre tanto, el lunes pasado el gobierno chino anunció la reapertura de sus fronteras y el levantamiento del límite de los vuelos al exterior.

Menos de media hora después del anuncio, las búsquedas en internet para viajes a los destinos más populares se multiplicaron por 10, comparado al año pasado.

No obstante, los turistas chinos no tendrán acceso libre a todos los países.

Las autoridades en Estados Unidos anunciaron este miércoles que todos los pasajeros provenientes de China, Hong Kong y Macau necesitarán una prueba negativa de covid para entrar al país con el objetivo de “ralentizar la expansión” del virus..

Por su parte Japón, un destino popular para viajeros chinos, anunció que también exigirá pruebas negativas de covid a la llegada o el sometimiento a una cuarentena de siete días.

Malasia, Taiwán e India también han anunciado restricciones y otros países las están considerando.