Antologías de voz femenina, la poesía de Oaxaca

0
103

Ciudadanía Express 

En Oaxaca, este 2022 vieron la luz dos antologías poéticas conformadas por mujeres: En octubre, de la mano de 1450 Ediciones surge el libro “Escribir es lo desconocido” una publicación de la Sociedad de las poetas, en la que escriben once de sus integrantes: Andrea Carrasco, Bricia Cruz, Frydanel Díaz Carrillo, Laura Escobar Colmenares, Libertad, Enna Osorio, Elia Pérez López, Ana Rodelo, Jessica Santiago, Bety Soto y Nallely Tello.
En noviembre, se presentó “Escritoras en Oaxaca: Jam poético mujeril en “La Nueva Babel”” en el que podemos leer 26 autoras que en 2019 durante cinco martes de poesía -emblema de dicho centro cultural, por cierto-, leyeron sus poemas en los jams convocados entre mayo y octubre de ese año. Este libro que compendían Haydeé Ramos Cadena e Indira Villanueva, y que tuvo que ser paciente pues las implicaciones de la pandemia detuvieron su publicación un buen tiempo, es el mapa que muestra con mayor amplitud -que no totalidad- la geografía poética de mujeres en Oaxaca en este momento. Hacen parte de él: Jessica Santiago, Judith Santopietro, Frydanel Díaz Carrillo, Elia Pérez López, Angie Martínez, Bety Soto, Andrea Carrasco, Sara Aquino, Citlallic Rosales, Enna Osorio, Paula Ya López, Rita Guzmán, Varela, Indira Villanueva, Ana Rodelo, Angélica Ambrosio, Carmina, Elizabeth Mildred, Betzy García, Lety Ricardez, Irais Villegas, Aitza Miroslava, Rosa Simón, Nallely Tello, Haydee Ramos y Guadalupe Ángela (+) -a quien está dedicado este trabajo-.
Por supuesto, estas antologías no llegan solas. Les precede el trabajo de mujeres que durante años picaron piedra en contextos literarios no favorables para la articulación o publicación de su trabajo, la pujanza de los movimientos feministas y el entendimiento de lo importante que es construir vínculos centrados en la colaboración entre nosotras y de la organización producto de ello.
Aun así, la historia de las antologías poéticas de mujeres es relativamente reciente en nuestro estado. Pese a que desde 1993 integrantes del Centro de Estudios de la Cultura Mixteca realizaron el primer Encuentro de Mujeres Poetas en el País de las Nubes  no es sino hasta el 2000 que se publica la primera de las diez antologías que incluían a poetas de distintos países y estados de México que vinieron a alguna de las 25 emisiones de este Encuentro que iniciaba su camino en la Mixteca y llegaba a la ciudad de Oaxaca.
En 2011, la Editorial Comelibros publicó “Himenópteros. Voces y Miradas emprendiendo el vuelo” que compendió la escritura de: Clyo Mendoza, Enna Osorio, Haydee Ramos Cadena, Indira Villanueva y Lucia Revuelta.
En 2018, Astromelia Ediciones editó una serie titulada “Navío de mujeres” en la que incluyó a cuatro voces de la escena literaria oaxaqueña: Viridiana Yllescas, Jessica Santiago, Andrea Carrasco y Citlallic Rosales.
“Para curarse el encierro. Once poetas oaxaqueñas” vio la luz en 2019 en una coedición entre Consorcio Oaxaca y el Colectivo Editorial Pez en el Árbol e incluye el trabajo literario de: Araceli Mancilla, Argelia Rodríguez Ovando, Beatriz González Pedro, Brenda Contreras, Guadalupe Ángela, Haydee Ramos Cadena, Laura Escobar Colmenares, Nadia López García, Rosario Hernández, Rosie Simón y Sllenii San Gabriel.
Después de esta última publicación tuvimos que esperar para leer en “Escribir es lo desconocido” y “Escritoras en Oaxaca” la voz de poetas que durante este tiempo trabajaron sus textos, se allegaron de nuevas lecturas y se esperanzaron en la escritura para salir de los años convulsos que hemos vivido recientemente.
En su conjunto, las antologías publicadas de poetas oaxaqueñas o que radican en el estado nos permiten prestar atención a claroscuros que el creciente ámbito editorial local deberá observar en adelante. Uno de ellos es que si bien son compendios importantes no podemos olvidar que surgen en la capital del estado y que antologan en su mayoría poetas que se desenvuelven en Oaxaca de Juárez y alrededores.
No obstante, es necesario reconocer los esfuerzos que hacen otras mujeres en distintas regiones del estado y promover su trabajo.
Sin duda, estamos conociendo muchas poetas en las publicaciones colectivas que se están haciendo en Oaxaca gracias al reconocimiento cada vez mayor que nos hacemos entre nosotras, aun en nuestras diferencias nos convocamos y animamos a creer en nuestra palabra, a ocupar los espacios, a seguir nuestros sueños.
Nunca es fácil el camino colectivo, pero estos libros nos convidan a intentarlo y a seguir tejiendo entre mujeres.