Instalan hospital para orquídeas en Oaxaca; buscan conservar la especie

Milenio

Una mujer logró instalar y operar el primer hospital de orquídeas en Oaxaca y uno de los pocos que hay en el sureste de México, donde ofrece tratamiento y cuidado especializado a las más de 25 mil especies que existen de esta flor.

Malú Cruz, líder del proyecto, narra que hace tres años, después de haberse sometido a una peligrosa intervención quirúrgica, donde estuvo en riesgo su vida, regresó a sus actividades con una nueva emoción y esperanza, que la llevó a tener un gran amor por la naturaleza, la cual se tradujo en su deseo por cosechar y cultivar orquídeas.

En Oaxaca, por las condiciones climatológicas es difícil cultivar orquídeas, pero con “corazón y mucha fe”, Malú Cruz logró obtener sus primeras cosechas de orquídeas y avanzar hasta operar el primer hospital de orquídeas en Oaxaca.

“Las orquídeas se curan de diferentes formas, aquí en el estado de Oaxaca existen al menos 4 mil especies de orquídea de las 25 mil que existen tanto en México como en el mundo.

“Aquí en Casa Orquídea, que es un pequeño orquideario, nos dimos a la tarea hace un año de poder instalar un hospital de orquídeas, con la finalidad de preservar estas plantas tan hermosas, tan elegantes, tan únicas, porque en la mayoría de las veces los centros comerciales venden demasiadas orquídeas, y la gente adquiere una orquídea cuando está floreciendo”.

“Siempre me gustaron las matemáticas y resuelvo sudokus en mi iPad”: Fernando Larrazabal​Entonces esta iniciativa que tuvo Casa Orquídea de poder instalar este pequeño hospital de orquídeas tiene el objetivo de poder conservarlas”, explicó Malú Cruz desde su taller, donde tiene orquídeas de la especie phalaenopsis, mejor conocido como orquídea mariposa, entre otras especias.

Detalla que cuando llegan al hospital muchas flores, llegan con putrefacción en sus raíces por exceso de humedad y es ahí donde comienza la labor y el tratamiento para sanarlas. Narra que cuando ocurre esta situación, se tiene que limpiar las raíces, con un enraizador o se les ofrece fertilización con sustrato o vitaminas para que se recuperen y puedan durar hasta 3 meses más de floración.

Mencionó que el tratamiento puede durar varias semanas, pero se hace bajo protocolos especiales para no transmitirles a las especies alguna bacteria que la pueda dañar. Advierte que la atención en el hospital de orquídeas es un servicio que ha tenido éxito, “pero más que el éxito, el interés es poder preservar la especie de las orquídeas y no sea desechadas a la basura”.

Malú Cruz asegura que cuando le llegan a llevar orquídeas silvestres, le ha pedido a la gente, que las devuelva a su hábitat natural, que son las los bosques y las selvas por que las flores requieren de su naturaleza, de la biodiversidad para sobrevivir.