Se abatió 91% el ‘huachicol’ en 2019, informa Pemex

0
309

La Jornada

Durante 2019 las acciones instrumentadas para combatir el robo de combustible redujo 91 por ciento la extracción ilegal, con lo cual Petróleos Mexicanos (Pemex) tuvo ahorros por 56 mil millones de pesos, anunció el director de la empresa, Octavio Romero Oropeza. Asimismo, aunque el número de tomas clandestinas de gas LP aumentó, se obtuvo una disminución de 55 por ciento en este ilícito.

De acuerdo con las cifras presentadas por Pemex, el robo de hidrocarburos se incrementó en años recientes: 4.6 millones de barriles en 2012; 9.7 millones en 2016 y 20.4 millones en 2018. Romero Oropeza dijo que el operativo conjunto realizado en 2019 redujo esa cantidad a 1.8 millones de barriles ese año.

Al explicar los efectos legales de esa operación, aseveró que se abrieron 345 carpetas de investigación; 680 personas fueron vinculadas a proceso; se emitieron 422 sentencias condenatorias, se sentenció a 562 personas, se giraron 332 órdenes de aprehensión, 251 cateos y se aseguraron 19 inmuebles.

La Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda identificó 20 casos de lavado de dinero, por lo cual se bloquearon cuentas de 240 personas y de 811 firmas, que en total sumaron 466 millones de pesos y 28 mil dólares; se presentaron 21 denuncias ante la Fiscalía General de la República por lavado de dinero y se dieron 36 vistas ante autoridades administrativas por defraudación fiscal.

Se inhabilitaron 13 mil tomas clandestinas, se aseguraron 8.3 millones de litros de combustible, 3 mil 800 vehículos terrestres y 66 embarcaciones, y se tendieron 51.5 kilómetros de concreto sobre algunos ductos, particularmente en cuatro de alta incidencia.

Romero Oropeza dijo que el promedio de robo de combustible el año pasado fue de 56 mil barriles diarios, pero en noviembre se alcanzó un pico de 81 mil 400 barriles. Refirió que en 2019 la media diaria de extracción ilegal se ubicó en 5 mil, pero se tiene la meta de reducirlo a 2 mil 500 en 2020.

Detalló que el despliegue inicial de personal militar fue de 50 elementos cada 20 kilómetros, con un total de 8 mil 600. Anticipó que para 2020, se reducirá el personal a 5 mil 300. Esta disminución obedece al retiro de fuerzas federales de tres ductos, ya que se redujo el personal desplegado en bases de operación, ahora cada 30 kilómetros, en los ductos donde hay menor incidencia delictiva.

Pemex detectó 149 kilómetros de ductos donde se concentra la mayor incidencia de tomas clandestinas (95 por ciento), sin embargo, mencionó que se reforzará la vigilancia con sistemas de alerta y personal en 175 kilómetros, y se incrementará el personal de la subdirección de Salvaguarda Estratégica hasta 11 mil 600 elementos.

A ello se sumaran los equipos que se utilizan para vigilancia: hay cinco aviones, 10 helicópteros y 21 aeronaves no tripuladas que suman un total de 8 mil 770 horas de vuelo.