Chile vuelve a imponer toque de queda

La Jornada

Autoridades chilenas decretaron este domingo el toque de queda desde las siete de la noche locales (22:00 GMT), enmedio de la extensión del estallido social que afecta al país con manifestaciones violentas y saqueos.

La medida rige “a partir de las siete de la tarde (22H00 GMT); estén en calma y estén todos en sus casas”, dijo el general Javier Iturriaga, al anunciar la medida tomada en medio del “estado de emergencia” que rige para cinco regiones de Chile.

El presidente chileno Sebastián Piñera suspendió el sábado la subida de precios del transporte, que dispararon las protestas, aunque el cambio de rumbo no logró calmar los ánimos y la autoridad militar anunció poco después que Santiago quedaría bajo toque de queda, una restricción que no se aplicaba en la ciudad desde hace más de 30 años.

Un día después la medida restrictiva se repitió, en una indicación de la persistencia de la tensión social.

En una intervención desde el palacio de La Moneda, el presidente de centroderecha dijo en la víspera haber escuchado “la voz” de sus compatriotas, en medio de una nueva jornada de manifestaciones que ya se extendieron al resto del país, con algunos supermercados saqueados y nuevas estaciones del tren subterráneo incendiadas.