Los derechos de la mujer, en la mira de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca

Del 19 al 27 de octubre se realizará la Feria Internacional del Libro de Oaxaca. En un hecho que buscar sentar un precedente, el encuentro cuya sede será el Centro Cultural y de Convenciones de la entidad, ofrecerá una programación donde las mujeres representan el 65% de los invitados.

Asimismo, la oferta literaria tiene su foco de atención en la reivindicación de los derechos de la mujer, en concordancia con los movimientos que reivindican de la causa feminista.

A fin de ofrecer un panorama de los temas vinculados con la agenda y la coyuntura, editorial Almadía y la Proveedora Escolar, organizadores de la FILO, convocaron a Yásnaya Aguilar, Jazmina Barrera, Verónica Gerber Bicecci, Tanya Huntington, Yolanda Segura e Isabel Zapata, para integrar el comité encargado de la curaduría de la cartelera dedicada a discutir y analizar la situación de la mujer en México.

En entrevista, la poeta Yolanda Segura explica que el comité se integró para proponer nombres y articular la programación. “Los temas surgieron a partir de las preocupaciones personales y conjuntas; así como de ideas manifestadas en diversos espacios de diálogo”.

Verónica Gerber Bicecci, escritora y artista visual, reconoce que la selección de temas fue natural. “No fue difícil coincidir porque la situación del país es gravísima. La complejidad era desde dónde abordarlos y cómo hacer una mesa con distintas posturas”.

Ambas, coinciden en que están abiertas a las sugerencias y reconocen que seguramente existirán huecos, pero la idea es que éste sea apenas el inicio. “Aquí empieza una posibilidad de articular discusiones, por ahora intentamos responder a la urgencia del presente”, subraya Segura.

La programación curada por el comité incluye una conversación con Carmen Aristegui; una conferencia con la activista y feminista estadounidense, Rebecca Solnit; presentaciones de libros de Valeria Luiselli, Lydiette Carrión, Karen Villeda, Gabriela Cabezón Cámara, Tanya Huntington, Yael Weiss e Isabel Zapata, entre otras.

Gerber Bicecci espera que a partir del ejemplo de la FILO otras ferias y encuentros literarios procuren la equidad de género. “Esperamos que se replique la paridad en todos lados, sólo así conseguiremos que el miedo cultural cambie”. Por ahora, el encuentro oaxaqueño ya asumió el compromiso para que en las siguientes ediciones se mantenga el equilibrio.

En relación a la vulnerabilidad y el clima de violencia de género que predomina en México, Verónica Gerber Bicecci sostiene que las autoridades no han sabido estar a la altura y en cambio han optado por la criminalización de la protesta. “Hace falta empatía y que se detengan a escuchar y pensar de un modo distinto”.

“Quienes sí han estado a la altura, -añade Yolanda Segura- son las mujeres que ponen el cuerpo en las marchas, creo que hay quedarse con la resistencia antes que con la respuesta que brinda el Estado”.

Las escritoras proponen una reinvención de los esquemas de igualdad a partir del lenguaje. Gerber Bicecci recuerda y celebra a las mujeres que han dedicado su vida entera a encontrar las palabras exactas para decir cosas muy importantes, “sin esas palabras hoy seríamos incapaces de nombrar las violencias que la atraviesan”.

Finalmente, Yolanda Segura concluye que es necesario repensar la historia literaria, política y personal; y ver cuáles son las figuras que se quedaron tras los reflectores que apuntaban a figuras masculinas. “Me emociona pensar en las palabras que nos falta crear y en las historias que nos falta contar. Hay una posibilidad distinta de entender algo que parece muy fijo. Intentamos construir un diálogo intergeneracional, porque es necesario pensar en ese debate y pensar que en general, los feminismos buscan es una mejor condición para las mujeres y los niñ@s en el mundo”.

Aristegui Noticias