Quedan menos de 20 vaquitas; alistan crucero de investigación

Excélsior

Ciudad de México. La población actual de vaquita marina es de entre seis y 19 ejemplares, con una media de 10 individuos, de acuerdo al último ajuste en la estimación realizada por el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA), que en marzo era de entre 6 y 22 ejemplares.

En entrevista con Excélsior, Lorenzo Rojas-Bracho, presidente del CIRVA dio a conocer que éste es el dato más reciente que se tiene del mamífero marino en mayor peligro del mundo, aunque ya se encuentran listos dos barcos del Museo de la Ballena y la organización Sea Shepherd, que podrían zarpar en cualquier momento, cuando las condiciones del mar lo permitan, con el fin de realizar otro crucero de investigación en el Alto Golfo de California.

Piden nuevas sanciones contra México por fracaso en preservación de vaquita marinaDestacó que el objetivo de esta nueva travesía será entrenar a voluntarios de San Felipe y Ensenada, Baja California, así como del Golfo de Santa Clara, Sonora en la localización de vaquitas marinas, hacer otro cálculo poblacional, conocer más sobre su conducta y obtener muestras de ADN de un macho, que hace falta para una eventual clonación de la especie.

Explicó que en México hay tres “tiradores” muy buenos que con un pequeño arpón y una “flechita” podrían obtener desde una embarcación el cromosoma de la vaquita a una distancia de más de 20 metros.

Le disparas con una flechita especial que no la lastima y se queda con un pedacito de piel, esa muestra hay que llevarla inmediatamente al laboratorio para hacer el cultivo del tejido y obtener el Cromosoma Y”, detalló.

El doctor en Biología Marina recordó que en el Frozen Zoo de San Diego hay dos muestras muy buenas de hembras congeladas en nitrógeno líquido a -195 grados centígrados, con lo que ya se tendrían todos los elementos para seguir trabajando en el proyecto.

Reveló que ya se terminó la primera parte de la secuenciación de todo el genoma de la vaquita marina, que arrojó buenos resultados, porque no existe impacto genético en su reducida población.Dijo que otro aspecto que permite confiar en la viabilidad de la especie es que al parecer las hembras pueden tener una cría por año y no cada dos años como hasta hace poco se pensaba, lo que permitiría recuperar la población a una tasa anual de entre 6 y 8 por ciento.

Un buen ejemplo es el elefante marino, que no los dejaron en números muy pequeños y su tasa de crecimiento poblacional era también de entre 6 y 8 por ciento, y ahorita de los 20 que habían o menos, ahora existen 135 mil o 140 mil”, subrayó.

El presidente del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita advirtió que ante la próxima temporada de camarón en el Alto Golfo de California que inicia en septiembre, hay que tener lista toda una estrategia, para que los pescadores legales, que se quedaron sin pago de compensación, puedan regresar al mar con artes de pesca alternativas, y exista una efectiva inspección y vigilancia en la región.

Cualquier condición de conservación a nivel mundial debe tener resueltos dos aspectos: las alternativas para las comunidades que dependen del recurso que vas a proteger, y la parte biológica, porque no puedes conservar a la vaquita marina y llevar a los pescadores a la extinción”, advirtió.