Nada detiene el robo de identidad; crece 300% cada año

Excélsior

Ciudad de México. México vive una profunda impunidad en materia de robo de identidad y protección de datos, con incrementos anuales hasta de 300 por ciento, pero donde no existe el marco legal que permita perseguir estas actividades criminales en el espacio digital. “Peor aún, no está ni en la agenda pública”, según Sigrid Arzt, directora ejecutiva de Priva (DATA).

Así se vive la ciber inseguridad en México, pese a que han pasado ocho años desde que se reformó el artículo 16 de la Constitución, donde la protección de datos personales se consignó como un derecho humano, además de que hace siete años se publicó la Ley Federal de Protección de Datos en Posesión de Particulares y posteriormente su reglamento.

Arzt dijo que el reto para las autoridades y los ciudadanos se magnifica por el tamaño del universo de usuarios, observándose una clara tendencia al uso intensivo de las comunicaciones por vía de los dispositivos móviles y “donde constantemente depositamos nuestra huella digital”.

La directora agregó que, sin duda, el crecimiento en la disponibilidad y uso de las Tecnologías de la Información (TI) es una señal positiva, pero ésta no ha ido aparejada de un conocimiento sobre la seguridad de la información y la protección de datos.

Una encuesta realizada este año por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la Organización de Estados Americanos (OEA), frente a un análisis realizado por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) en 2018, observa un aumento de 20 puntos porcentuales en quienes aseguran que han sido víctimas de robo de identidad.

De acuerdo con el análisis de Sigrid Arzt, dado a conocer por el IFT, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores manifestó que en 2017 se registraron 16 mil 596 casos de suplantación o robo de identidad en los bancos, lo que significó un incremento de 300 por ciento respecto al año anterior.

De la misma forma, los fraudes cibernéticos crecieron 31 por ciento al segundo trimestre de 2018, respecto del mismo lapso de 2017, y representan cada año una mayor proporción (de 13 al 59 por ciento), según el último reporte de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Arzt dijo que a tales cifras se suma a lo informado por Microsoft, en el sentido de que al menos 45 millones de personas han sido víctimas de un ciberataque y robo de identidad, y que “aun así los cibercrímenes no están tipificados.”