Calderón se quedó con las ganas de tumbarme: Ulises Ruiz

Virgilio Sánchez/RIOaxaca

Oaxaca de Juárez. El ex Gobernador Ulises Ruiz Ortiz afirmó que el ex Presidente Felipe Calderón se quedó con las ganas de “tumbarlo”.

“Yo tuve una relación institucional con Calderón, pero me tenía muchas ganas, muchas ganas, y si hubiera podido me hubiera tumbado del Gobierno”, dijo, esta sábado en una entrevista colectiva dada en Oaxaca.

El aspirante a dirigente nacional del PRI comentó que durante su mandato, el Gobierno Federal -entonces encabezado por el panista- le auditó más de 50 mil millones de pesos; sin que le hallan desvíos de recursos públicos.

“Soy el estado más auditado del país en ese entonces, auditaron más de 50 mil millones de pesos a Oaxaca, y fue el estado que más auditorías tuve, ninguna de esas acabó en peculado, ninguna.”, agregó.

Ruiz Ortiz rechazó, también, que se haya enriquecido como lo acusan públicamente algunas personas.

Y, aseguró, que sí hay otros ex Gobernadores millonarios, aunque no dio sus nombres.

“Yo no tengo casas en las playas, yo no tengo departamentos en Nueva York o Utah o en las zonas de hielo de Estados Unidos, yo no tengo cuentas bancarias ni prestanombres, no soy rico como varios de los que fueron gobernadores que son de los más ricos del país. Sí me pueden decir y señalar, pero no lo tengo”, afirmó.

De visita en la Ciudad de Oaxaca, en donde se reúne con líderes priistas regionales, el ex mandatario oaxaqueño defendió los resultados de su Gobierno.

Comentó que dejó dinero para concluir los hospitales, que hasta el último día de su administración se construyeron las autopistas a la Costa y el Istmo; además, destacó las acciones de rescate del centro histórico para convertirlo en polo de atracción cultural y de turistas.

Ulises Ruiz acusó a su predecesor, el ex Gobernador Gabino Cué de cambiar las prioridades y de dejar en quiebra las finanzas de Oaxaca.

“Si yo sé por qué está libre (Gabino Cué), debería estar en la cárcel ese hombre, y ahora están ahí en la transformación de cuarta varios de sus funcionarios”, expresó.

Respecto al conflicto de 2006, el ex Gobernador de Oaxaca reiteró que él no mató a nadie, y destacó que todos los hechos fueron investigados por el Gobierno Federal, por la administración de Felipe Calderón.

Calificó a los líderes de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de ser unos “bandidos”, que les gusta vivir de los recursos públicos.

Ruiz puso como ejemplo que Enrique Rueda, que fue el dirigente de la sección 22 durante el conflicto de 2006, ahora vive en Canadá; y que quien lo sucedió, Azael Santiago Chepi ahora es diputado federal.
En cuanto al proceso interno del PRI, el aspirante comentó que los militantes ahora podrán elegir su próximo dirigente nacional.

Manifestó que los priistas del país no quieren a un populista, pero tampoco a un neoliberal.