IP entra al quite contra desabasto; Fuerza Aérea también vigilará ductos

Excélsior.

Ciudad de México. El gobierno aceptó establecer una estrategia integral, propuesta por la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), para agilizar el suministro de combustibles en todo el país.

En una reunión entre empresarios y funcionarios federales, ayer se acordó que el plan se iniciaría en 48 horas para distribuir gasolinas por carretera en autotanques de agremiados a la Canacar. Circularán durante toda la semana, las 24 horas, y no sólo durante el día.

Para garantizar la seguridad de los transportistas, el gobierno desplegará a ocho mil 300 policías y mil 400 vehículos operativos.

Además, Pemex Logística se comprometió a acortar los periodos de carga y descarga en sus centros de almacenamiento, que pueden tardar hasta tres días.

También se acordó que los autotanques, con capacidad de hasta 62 mil litros, puedan descargar de forma directa en las estaciones de servicio. Actualmente esa labor está a cargo del sindicato petrolero, que abastece a las gasolinerías con pipas de 20 mil litros.

Por la mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que, como persiste el sabotaje y la ordeña de ductos, como fue el caso del que corre entre Tuxpan y Azcapotzalco, la Fuerza Aérea Mexicana se sumará a las tareas de vigilancia.

Recordó que ya hay cuatro mil efectivos federales cuidando la principal red de distribución de combustibles, que mide mil 600 kilómetros.

Descartó que la situación de desabasto provoque “desequilibrios económicos”.

VA VIGILANCIA AÉREA CONTRA EL HUACHICOL

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que, como persiste el sabotaje y la ordeña en ductos de distribución de combustible, el caso más reciente en el de Tuxpan-Azcapotzalco, la Fuerza Aérea se sumó a las tareas de vigilancia.

Recordó que ya hay cuatro  mil efectivos del Ejército, la Marina y policías federales cuidando la red de distribución de combustibles en el país, que se compone de mil 600 kilómetros de ductos estratégicos, por medio de los cuales se transporta el equivalente a 400 mil barriles diarios de gasolinas.

Desde ayer y hoy, de manera muy especial, empieza vigilancia en helicópteros de la Fuerza Aérea en todos los ductos, y se están creando bases especiales cada determinada distancia”.

Explicó que la ordeña en ductos por parte de grupos criminales sigue latente, pues el pasado jueves por la noche, por tercera ocasión, rompieron el ducto Tuxpan-Azcapotzalco, lo que impacta en la distribución en la zona centro del país.

Ayer en la madrugada rompieron el ducto; se reparó; estuvo cargado, empacando, funcionado todo el día y a las 11 de la noche lo volvieron a romper, ya se está reparando; me informan que en una hora más se restablece. Esto es lo que se está reparando, ya lo dije: ¡A ver quién se cansa primero!”, aseveró.

López Obrador recordó que cuando inició su plan contra el huachicoleo se robaban el equivalente en litros a 800 pipas, y se redujo a 100, lo cual ha generado una recuperación para Petróleos Mexicanos de alrededor de tres mil millones de pesos.

Por ello, pidió la comprensión de la sociedad y dijo que no debe haber sicosis, pues no hay desabasto de gasolina, resaltando que “la tendencia es que se va a normalizar el abasto; no quiero decirles cuándo, porque no quiero fallarle a la gente. Decirles que estamos trabajando para normalizar el abasto lo más pronto posible, no va a mantenerse esta situación por mucho tiempo. Tenemos gasolina suficiente”.

NI UN PASO ATRÁS

El Presidente aseveró que el gobierno no dará “un paso atrás, ni siquiera para tomar impulso”, en la lucha contra la corrupción, por lo que los llamados “huachicoleros de cuello blanco” serán sancionados.

Ya están abiertas investigaciones para sancionar, castigar a los involucrados, en el propósito también de aplicar el criterio de limpiar de arriba hacia abajo, porque la corrupción en México se ha dado de arriba para abajo, y así vamos a barrer el gobierno, como se barren las escaleras”.

DESCARTA LOS DESEQUILIBRIOS FINANCIEROS

El presidente Andrés Manuel López Obrador garantizó que no habrá “desequilibrios económicos” en el país ni efectos negativos para el mercado ni inflación, derivado de la lucha contra el huachicol y de otras acciones contra la corrupción.

“Vamos a purificar la vida pública del país con el apoyo del pueblo, con el apoyo de la gente. No se van a generar, como quisieran nuestros adversarios, desequilibrios económicos, financieros.

“Hablaba yo de que ayer (jueves) se fortaleció el peso y en los días que llevamos, 40 días aproximadamente, se ha apreciado el peso, y ahí están los datos; se ha mantenido estable la bolsa”.

El jueves pasado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) avaló el plan de López Obrador contra el robo de combustibles; en contraste, el Banco de México opinó que el desabasto pegará en las finanzas del país.

Al respecto, el Presidente dijo: “Nosotros somos respetuosos de la autonomía del Banco de México. Yo lo que estoy observando es que tenemos gasolina, y hay este plan para resolver el problema del desabasto”.

El gobierno aceptó establecer una estrategia integral, propuesta por la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), para agilizar el suministro de combustibles en todo el país.

En una reunión entre empresarios y funcionarios federales, ayer se acordó que el plan se iniciaría en 48 horas para distribuir gasolinas por carretera en autotanques de agremiados a la Canacar. Circularán durante toda la semana, las 24 horas, y no sólo durante el día.

Para garantizar la seguridad de los transportistas, el gobierno desplegará a ocho mil 300 policías y mil 400 vehículos operativos.

Además, Pemex Logística se comprometió a acortar los periodos de carga y descarga en sus centros de almacenamiento, que pueden tardar hasta tres días.

También se acordó que los autotanques, con capacidad de hasta 62 mil litros, puedan descargar de forma directa en las estaciones de servicio. Actualmente esa labor está a cargo del sindicato petrolero, que abastece a las gasolinerías con pipas de 20 mil litros.

Por la mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que, como persiste el sabotaje y la ordeña de ductos, como fue el caso del que corre entre Tuxpan y Azcapotzalco, la Fuerza Aérea Mexicana se sumará a las tareas de vigilancia.

Recordó que ya hay cuatro mil efectivos federales cuidando la principal red de distribución de combustibles, que mide mil 600 kilómetros.

VA VIGILANCIA AÉREA CONTRA EL HUACHICOL

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que, como persiste el sabotaje y la ordeña en ductos de distribución de combustible, el caso más reciente en el de Tuxpan-Azcapotzalco, la Fuerza Aérea se sumó a las tareas de vigilancia.

Recordó que ya hay cuatro  mil efectivos del Ejército, la Marina y policías federales cuidando la red de distribución de combustibles en el país, que se compone de mil 600 kilómetros de ductos estratégicos, por medio de los cuales se transporta el equivalente a 400 mil barriles diarios de gasolinas.

Desde ayer y hoy, de manera muy especial, empieza vigilancia en helicópteros de la Fuerza Aérea en todos los ductos, y se están creando bases especiales cada determinada distancia”.

Explicó que la ordeña en ductos por parte de grupos criminales sigue latente, pues el pasado jueves por la noche, por tercera ocasión, rompieron el ducto Tuxpan-Azcapotzalco, lo que impacta en la distribución en la zona centro del país.

Ayer en la madrugada rompieron el ducto; se reparó; estuvo cargado, empacando, funcionado todo el día y a las 11 de la noche lo volvieron a romper, ya se está reparando; me informan que en una hora más se restablece. Esto es lo que se está reparando, ya lo dije: ¡A ver quién se cansa primero!”, aseveró.

López Obrador recordó que cuando inició su plan contra el huachicoleo se robaban el equivalente en litros a 800 pipas, y se redujo a 100, lo cual ha generado una recuperación para Petróleos Mexicanos de alrededor de tres mil millones de pesos.

Por ello, pidió la comprensión de la sociedad y dijo que no debe haber sicosis, pues no hay desabasto de gasolina, resaltando que “la tendencia es que se va a normalizar el abasto; no quiero decirles cuándo, porque no quiero fallarle a la gente. Decirles que estamos trabajando para normalizar el abasto lo más pronto posible, no va a mantenerse esta situación por mucho tiempo. Tenemos gasolina suficiente”.

NI UN PASO ATRÁS

El Presidente aseveró que el gobierno no dará “un paso atrás, ni siquiera para tomar impulso”, en la lucha contra la corrupción, por lo que los llamados “huachicoleros de cuello blanco” serán sancionados.

Ya están abiertas investigaciones para sancionar, castigar a los involucrados, en el propósito también de aplicar el criterio de limpiar de arriba hacia abajo, porque la corrupción en México se ha dado de arriba para abajo, y así vamos a barrer el gobierno, como se barren las escaleras”.

DESCARTA LOS DESEQUILIBRIOS FINANCIEROS

El presidente Andrés Manuel López Obrador garantizó que no habrá “desequilibrios económicos” en el país ni efectos negativos para el mercado ni inflación, derivado de la lucha contra el huachicol y de otras acciones contra la corrupción.

“Vamos a purificar la vida pública del país con el apoyo del pueblo, con el apoyo de la gente. No se van a generar, como quisieran nuestros adversarios, desequilibrios económicos, financieros.

“Hablaba yo de que ayer (jueves) se fortaleció el peso y en los días que llevamos, 40 días aproximadamente, se ha apreciado el peso, y ahí están los datos; se ha mantenido estable la bolsa”.

El jueves pasado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) avaló el plan de López Obrador contra el robo de combustibles; en contraste, el Banco de México opinó que el desabasto pegará en las finanzas del país.

Al respecto, el Presidente dijo: “Nosotros somos respetuosos de la autonomía del Banco de México. Yo lo que estoy observando es que tenemos gasolina, y hay este plan para resolver el problema del desabasto”.

LOS TRANSPORTISTAS PRESTAN SUS PIPAS

El gobierno federal, por medio de Petróleos Mexicanos, y el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) aceptaron establecer tres líneas de acción propuestas como estrategia integral por la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), para agilizar el suministro de combustibles en todo el país.

El plan será puesto en marcha en las próximas 48 horas y consiste, por un lado, en la distribución del combustible por carretera en autotanques, que circularán las 24 horas los siete días de la semana, con el resguardo de la Policía Federal, y ya no sólo durante el día.

Para lo anterior, el gobierno federal dispondrá de ocho mil 300 policías y mil 400 vehículos para garantizar seguridad al transporte de combustibles.

Uriel Joffre, presidente del Comité de Hidrocarburos de la Canacar, detalló que, además, Pemex Logística se comprometió a realizar labores de mantenimiento de manera permanente en los centros de almacenamiento para garantizar periodos de carga y descarga de cuatro horas las 24 horas del día y a no detener las terminales de reparto.

Lo anterior, debido a que en la actualidad el proceso puede tardar hasta tres días.

Entre viernes y sábado, Pemex Logística enviará el listado de estaciones de servicio donde los transportistas podrán descargar de forma directa, y ya no sólo a terminales, con dobles remolque con capacidad de 62 mil litros.

Lo anterior implica la aceptación del sindicato petrolero, pues ha sido esta representación la que opera la distribución directa a las estaciones de servicio, con unidades con capacidad de 20 mil litros.

En la reunión de seguimiento participaron Octavio Romero Oropeza, director de Pemex; Graciela Márquez Colín, secretaria de Economía, y Julio Scherer Ibarra, consejero jurídico de la Presidencia.

El acuerdo es dar mayor seguridad en las carreteras y puntos críticos, hacer más eficientes las terminales y optimizar los tiempos de carga y descarga de los autotanques.

Además, se conformará un comité de trabajo que sesionará permanentemente, integrado por representes de las diferentes divisiones de Pemex, Policía Federal, representantes de la industria ferroviaria y Canacar, para dar seguimiento a los trabajos y programas de distribución. Algunos ductos se irán abriendo forma paulatina, ya sea intermitente o permanentemente.

En la reunión también participaron el director general de Pemex Transformación Industrial, Miguel Gerardo Breceda Lapeyre; el director general de Pemex Logística, Javier González de Villar, Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, y representantes de los gobiernos de Guanajuato y Estado de México, así como la Policía Federal, y representantes de la industria ferroviaria.