Diplomáticos desmentirán “verdad histórica” en el caso de los 43

La Jornada.

Ciudad de México. Los embajadores y cónsules de México en el exterior tienen la misión de difundir en el extranjero que no existe la denominada “verdad histórica” en el caso de la desaparición forzada de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, Raúl Isidro Burgos.

En el contexto de la XXX Reunión anual de embajadores y cónsules, se llevó a cabo esta mañana una mesa de trabajo titulada Caso Iguala: Los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, que por primera vez contó con la participación de representantes de los padres y madres de los normalistas.

María Martínez Zeferino, madre de Miguel Ángel Hernández, uno de los jóvenes normalistas desaparecidos, fue recibida por el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, y formó parte del panel de discusión.

Al término de los trabajos, el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, informó que a los miembros del Servicio Exterior Mexicano les fue solicitado explicar en las naciones donde están comisionados que en el caso Iguala aún no hay verdad. Asimismo que informen sobre la creación de la Comisión para la verdad y justicia en el caso Ayotzinapa.

Expresó que con la nueva política en materia de derechos humanos habrá un cambio en la política exterior, pues embajadores y cónsules “ya no van a tener que defender lo indefendible (…) No solamente se habló de la situación del caso Ayotzinapa, sino de la grave situación en materia de derechos humanos que vive el país”.

Anunció que el martes será instalada la Comisión de la Verdad para investigar el caso Ayotzinapa con la presencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.