Entierran cuerpo de anciana en Río Dulce, Zimatlán, pero a familiares les niegan acceso al panteón

Karina Hernández/RIOaxaca

Oaxaca de Juárez. Con cuatro días de retraso y tras pagar 10 mil pesos, el cuerpo de Petra Hermández, mujer de 101 un años, originaria de la comunidad de San Sebastián Río Dulce perteneciente al municipio de Zimatlán de Álvarez fue sepultada el domingo por la tarde; sin embargo, a familiares y amigos se les impidió el acceso al panteón comunitario para despedir el cuerpo.

Derivado de un conflicto postelectoral que se vive en la agencia, el cuerpo de Petra pagó las consecuencias. El cobro que les impuso el encargado de la agencia identificado como Carmelo Genaro Hernández López y la asamblea comunitaria, provocó que intervinieran agentes externos a la población para lograr el sepelio.

De acuerdo con los familiares que optaron por el anonimato por temor a represalias, el agente municipal aceptó la cantidad de los 10 mil pesos y ya no los 20 mil como lo propuso la asamblea comunitaria días después del fallecimiento de Petra.

La versión de los agraviados refiere que pese al pago por el derecho de sepultura, la policía de la agencia fue la encargada de trasladar y sepultar el cuerpo de la longeva mujer.

El relato de los familiares, detalla que el domingo, al rededor de las 17:00 hrs. los uniformados arribaron al domicilio donde se encontraba el cuerpo de “Petra Hernández N”; sin embargo al intentar acompañarla para su última morada fueron detenidos.

“Tenemos indicaciones que nosotros realizaremos todo, ustedes no pueden asistir, lo tienen prohibido”, utilizaron los policías como argumento para impedir el acompañamiento e ingreso al inmueble público.

Los agraviados refirieron que a la fecha desconocen el lugar al interior del panteón donde ya descansan los restos de su pariente.

Por lo anterior, solicitaron a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) así como a la Secretaría General del Gobierno (SEGEGO), su intervención inmediata para solucionar el problema. Acusaron que el edil municipal, Javier Barroso se ha desinteresado ante el conflicto que ha divido a Río Dulce.