Los crímenes buscan silenciar a la sociedad: Hugo Aboitesc

0
198

La Jornada.

Ciudad de México. ¡Ya basta!, se leía en el cartel que fue colocado en las escalinatas del Ángel de la Independencia, desde donde periodistas y ciudadanos marcharon la tarde de ayer para exigir justicia y que se castigue a los responsables de los asesinatos de periodistas en México.

Junto al cartel fueron puestas veladoras y fotografías de Miroslava Breach, corresponsal de La Jornada que fue asesinada el jueves en Chihuahua. Justicia para Miroslava, para Cecilio Pineda y Ricardo Monlui, decían las pancartas de los manifestantes, quienes se dirigieron a la Procuraduría General de la República (PGR). Pineda, director de La Voz de la Tierra Caliente, medio de comunicación de Guerrero, fue asesinado el 2 de marzo; Monlui, director del portal El Político, fue ejecutado en Veracruz el domingo 19.

Artistas, académicos, estudiantes, periodistas y ciudadanos avanzaron por Paseo de la Reforma. La verdad no se mata matando periodistas, gritaban.

Desde el año 2000, 103 periodistas han sido asesinados en México, de acuerdo con las organizaciones Reporteros sin Fronteras y Artículo 19. Treinta de ellos han muerto en lo que va del sexenio; 10 en 2016, tres en marzo de 2017.

El asesinato de periodistas es una manera de silenciar a una sociedad, dijo en entrevista Hugo Aboites, rector de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, uno de los que marchó.

El actor Daniel Giménez Cacho dijo que tenemos que exigir justicia. El clima general que estamos viviendo es en el que se asesina a quienes denuncian la relación que hay entre el gobierno y los narcotraficantes, nuestro gran cáncer.

En este país decir la verdad se ha vuelto un trabajo mortal, fue la opinión de la politóloga Denise Dresser. El presidente Enrique Peña Nieto levanta la voz en contra de Andrés Manuel López Obrador y otros personajes, pero no lo hace para solidarizarse con una periodista asesinada y su familia.

En el mitin la exigencia fue una: ¡Justicia! Trabajadores de distintos medios de comunicación y periodistas independientes demandaron que las instituciones del Estado creadas para atender los casos de violencia contra periodistas, como la Fiscalía Especializada en Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión o el Mecanismo de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos, hagan su trabajo.

Y dijeron que los periodistas no piden un trato especial a las autoridades. Sabemos que hay miles de familias llorando a sus familiares muertos y desaparecidos desde que inició esta absurda guerra contra el narcotráfico, por lo que defendemos, dijeron, el derecho a la libertad de expresión, que es un derecho de la sociedad.

Miembros de Reporteros Sin Fronteras indicaron que en Chihuahua hay reporteros amenazados, por lo que exigieron que las autoridades les brinden protección, y que den atención a la familia de Cecilio Pineda, a quienes no se les ha reconocido formalmente la calidad de víctimas.