Denuncian actos de hostigamiento contra dos Defensoras

0
237

Rodrigo Islas Brito/RIOaxaca.

Oaxaca de Juárez. Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca hizo llegar al Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong una petición de acción urgente para denunciar actos de hostigamiento contra las defensoras de derechos humanos,  Adriana Marcelina Linares Arroyo y Rubí Jazmín Cortés Salazar.

En un manifiesto publicado en su página web Consorcio responsabiliza al Gobierno Federal y Estatal de la integridad de las defensoras, exigiendo el cese al hostigamiento y criminalización en su contra.

La organización narra  que este “14 de julio del 2016, una vez que concluían sus tareas en la ciudad de Oaxaca, siendo las 20:30 horas, las defensoras de derechos humanos Adriana Marcelina Linares Arroyo y Rubí Jazmín Cortés Salazar, se dirigirían a la Ciudad de Tlaxiaco cuando se percataron que luego de subirse a su vehículo estacionado a la altura del Hotel del Magisterio Oaxaqueño, un hombre desconocido vestido de civil tomó fotos de manera muy evidente a su vehículo, con especial atención a las placas. Cabe decir que en el mismo vehículo se transportarían también tres profesores de la región Mixteca”.

Relatan que “pasados unos minutos, las defensoras advirtieron que un vehículo de marca Chevrolet, al parecer Sonic, color azul oscuro, las seguían desde el Hotel del Magisterio hasta el crucero de Viguera, momento en el que llamaron para reportar lo que pasaba y tomaron la decisión de no seguir su trayecto y hacer un retorno a la ciudad, para dirigirse a un espacio seguro”.

“Al darse vuelta en el retorno y al ponerse inmediatamente el semáforo en rojo, permitió romper con el seguimiento, por lo que aceleraron el vehículo lo más rápido para perderse el carro que las seguía”.

Consorcio da como antecedentes que “esta situación se da en el marco de una serie de graves violaciones a derechos humanos y ataques contra las defensoras, el movimiento social y magisterial así como contra  padres y madres de familia y la población civil oaxaqueña en resistencia contra la implementación de les reformas estructurales impulsadas por el Gobierno Federal”.

La organización social  califica como “brutal represión ejercida por un operativo policiaco el pasado 19 de junio en Nochixtlán, Telixtlahuaca, Huitzo, Viguera y Hacienda Blanca”, que dejó un saldo de nueve personas personas fallecidas y más de 120 personas heridas.

Sobre este hecho Consorcio y la Red de Mujeres Activistas y Defensoras de DH de Oaxaca, el otro organismo firmante del escrito califica que lo de Nochixtlán “ha sido una de las manifestaciones más cruentas de dichas graves violaciones a derechos humanos”. Asegurando que en consecuencia el papel de las defensoras Rubí Jazmín Cortés Salazar y Adriana Marcelina Linares Arroyo ha sido fundamental en este contexto.

Describen que Rubí Jazmín Cortés Salazar es defensora de derechos humanos, de origen mixteco, integrante de la Alianza Multicultural De Mujeres Originarias y Radicadas en Tlaxiaco (AMMOR). Además de presidenta del Comité de Defensa de la Educación Pública del Sector 01 Tlaxiaco y ha jugado un papel crucial en la  información y coordinación con los padres de familia de Tlaxiaco en la lucha para las condiciones y acceso a la educación de niñas y niños.

A su vez, rememoran que Adriana Marcelina Linares Arroyo, mujer indígena mixteca, es la Coordinadora General de la Coordinadora Estatal de madres, padres de familia y tutores en defensa de la educación laica y gratuita. Considerando que “después de algunas declaraciones en medios”.

“Desde hace varios meses, las defensoras han sido objeto de diversos ataques incluyendo vigilancia telefónica, difamación, criminalización, seguimiento en sus diversas actividades laborales y desplazamientos así como intimidación por parte de personas con características físicas correspondientes a las de elementos del Ejército y de Cuerpos Policíacos”.

Consorcio y la Red de Mujeres Activistas y Defensoras de DH de Oaxaca afirman además que Adriana Marcelina Linares Arroyo ha recibido amenazas telefónicas en contra suya y de sus hijos.

“También ha sido enviada una carta anónima a su esposo en la que calumnian de forma grosera y sexista a la defensora aludiendo a su vida privada e íntima”.

Consorcio recuerda que ambas defensoras de derechos humanos fueron parte de una de las mesas de diálogo llevada a cabo el 22 de junio del 2016 con Usted en la Secretaría de Gobernación. Declarando que a raíz de dicha participación han sufrido un incremento de los ataques en su contra.

“En este marco, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) solicitó al gobierno del Estado de Oaxaca medidas cautelares para su protección. Cabe destacar que la primera respuesta por parte del Estado fue la negativa de aceptación y fue hasta una segunda solicitud que aceptó”.

Las 114 mujeres defensoras de derechos humanos integrantes de la Red de Mujeres Activistas y Defensoras de Derechos Humanos de Oaxaca, provenientes de las diversas regiones del estado de Oaxaca, afirman  responsabilizar al Gobierno Federal y Estatal de la vida, integridad física, psicológica y de la seguridad jurídica de las dos defensoras mencionadas frente al alto riesgo en el que se encuentran.

“Las organizaciones de derechos humanos, hemos documentado el alarmante aumento de agresiones contra mujeres defensoras de DH en el estado de Oaxaca y repudiamos la violenta y creciente represión del Gobierno Mexicano contra quienes ejercen su derecho a la libertad de expresión, manifestación y asociación”.

Consorcio y la Red de Mujeres Activistas y Defensoras de DH de Oaxaca exigen frente a l que califican como  “una grave situación”, el cese inmediato de los ataques en contra de las defensoras Rubí Jazmín Cortés Salazar y Adriana Marcelina Linares Arroyo, además de garantías para su integridad física y psicológica, así como una investigación y sanción en contra de los agresores dado que la impunidad ha generado un clima de permisibilidad.