Sorteando inminente aumento al libro y con FILO estacionada en el zócalo

Por Rodrigo Islas Brito

La editorial Almadia cumple once años con 200 títulos publicados hasta diciembre de 2015, su director Guillermo Quijas Corzo habla en conferencia de prensa sobre las dificultades de cumplirlos en medio de una crisis económica cuyos efectos ya no pueden dejar de notarse.

“La Proveedora Escolar y Almadia venden libros, se sostienen de eso. Y ahorita la industria del libro no es un negocio muy boyante”.

“La subida acelerada del  precio del dólar ya esta impactando en los costos de los insumos de los libros, los cuales están subiendo ya entre un quince y veinte por ciento, eso inevitablemente repercutirá en el costo final  al público de los libros”.

Quijas comenta que, las reimpresiones de los libros, con “su costo de imprenta” son las que al final “generan una estabilidad financiera súper importante para las editoriales”. Especifica que las novedades editoriales salvo que sean un trancazo tipo el último libro de Juan Villoro, toman su tiempo de recuperación.

“El libro es de los pocos productos en los que tienes que pagar absolutamente todo antes de percibir una ganancia. Pago de diseño, sueldos, distribución”.

Quijas como director de Almadia, la Proveedora Escolar y  uno de los responsables del Fondo Ventura, afirma que estas entidades  se concentran en “establecer  proyectos sociales y educativos con instituciones que buscan tender alianzas que puedan hacer frente a la compleja situación económica actual”.

La directora del Fondo Ventura, Vania Quijas, anuncia por su parte que 150 mil pesos van a ser  donados a una asociación no gubernamental, en un esfuerzo de filantropía que este año está en proceso de evaluar y encontrar su objetivo, una organización social, pero que el próximo 2017 será aplicado mediante la promoción de una convocatoria abierta.

Una reportera le pregunta al matrimonio Quijas,  Vania y Guillermo, si con este tipo de prácticas no se están sustituyendo las tareas que le corresponderían al Estado. Guillermo responde que puede que sea así, pero que eso tampoco debe impedir el seguirlo haciendo, Vania considera que el asunto de la filantropía social obedece a un compromiso que todo organismo privado debe tener hacia la sociedad a la que pertenece.

Guillermo dice que, es obligación de las autoridades, “el brindar las mínimas condiciones de igualdad, de seguridad, de vivir bien y de generar actividades culturales”.

Surge el tema de la biblioteca pública  Ventura López, nombre del fundador de la Proveedora Escolar, dada ya en comodato por quince años al Fondo Ventura para su restructuración y reapertura, hoy cerrada y ubicada en una zona de alta marginalidad en la agencia municipal de San Martin Mexicapan.

Guillermo recuerda que “esa biblioteca se hizo por iniciativa de Luis Ugartechea” (anterior  célebre edil de Oaxaca de Juárez), agrega “que no es una cosa que se nos ocurriera a nosotros”.

Vania asegura que, la biblioteca será reinaugurada en un plazo máximo de un mes  (“primero que nos la entreguen”) y que la iniciativa para rescatarla no solo surgió por las razones de su nombre, sino por el hecho de que siendo esta responsabilidad del Municipio, se encontraba en un notorio abandono en el que una parte del techo estaba ya en situación de derrumbe.

Guillermo Quijas  se pone claro y dice que, hoy se puede decir  que en Oaxaca hoy “las bibliotecas no sirven para nada, pues no hay actividades que generen una vinculación inmediata con la comunidad”.

Recuerda  que la Proveedora Escolar lleva alrededor de diez ferias de libro al interior del estado, al año, “pero sabemos que no  es suficiente”.

Renuente en un principio, Guillermo Quijas, aborda finalmente el tema de la sede final de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca de este 2016.

Comenta que a pesar del pasado anuncio de cambio de sede de la FILO, de su habitual zócalo de la ciudad de Oaxaca, primero al Museo del Ferrocarril, y luego a la todavía en construcción Ciudad de los Archivos, la cosa seguirá como antes.

“La haremos en la Alameda “, Quijas cita como razones la cambiante e incierta situación política actual oaxaqueña, con las elecciones a gobernador, diputados y presidentes municipales, a realizarse a mediados de este año, además de que en términos de construcción final , la anunciada Ciudad de los Archivos, responsabilidad de la Fundación Harp Helú y el gobierno del estado, no quedara lista para este año.

Se le cuestiona a Quijas sobre la anunciada Casa Refugio para escritores amenazados y en peligro, que hoy a  casi un año de su anuncio, continúa vacía.

“Se ha caído la posibilidad de que la ocupen tres escritores. Había un escritor hondureño que iba quedarse, pero no se hizo por cuestiones de seguridad, pues Honduras  está a quince horas de viaje. Estaba después la posibilidad de un escritor israelita, al que finalmente le encontraron una salida más rápida para otra casa refugio y finalmente estaba la posibilidad de una pareja de poetas iranís que los estaban persiguiendo y al final no los dejaron salir de Turquía

Un avispado reportero  le cita a Quijas las declaraciones del librero responsable de la Librería independiente de libros usados Mompracem, Eric Castillo, quien dijo que si la poderosa  cadena de librerías Gandhi entrara a Oaxaca, él no dejaría de vender libros, pero “quien sabe la Proveedora Escolar”.

Quijas no se amilana, “el perfil de la Proveedora es completamente distinto a Gandhi o al Sótano, o a cualquiera de estas grandes librerías. Por supuesto que no las tenemos todas con nosotros, en cualquier momento puede llegar alguien y hacernos competencia. Eso es normal”

Se refiere entonces a la Librería Almadía que el segundo trimestre del año abrirá sus puertas en Casa Refugio Citlaltépetl en la Ciudad de México, teniendo como objetivo principal exhibir y vender el fondo de editoriales independientes de México y el extranjero.

“Es un paso firme pero es un paso pequeño, una librería de ochenta metros cuadrados, por los libros que vamos a meter, tampoco necesitamos más”.

Sergio Pitol, Juan Villoro, Francisco Hinojosa, Guillermo Sheridan, Francisco Hernández, Alejandro Magallanes, Tedi López Mills, Jorge Fernández Granados, Guillermo Fadanelli, Bibiana Camacho, Fernanda Melchor, Verónica Gerber Bicecci, Joselo Rangel, José Eugenio Sánchez, J.M. Servín, Julio Trujillo, Bernardo Esquinca, Antonio Ramos Revillas, Mauricio Montiel Figueiras, Pergentino José, Bernardo Fernández BEF, Eusebio Ruvalcaba, entre otros autores nacionales, han sido publicados hasta ahora por la Editorial Almadia, fundada en la nace en la ciudad de Oaxaca el 17 de febrero de 2005.

En el plano internacional, también se han dado cita en los libros de Almadía  autores como Enrique Vila-Matas, Ramón Caride, Lolita Bosch (España); Sofi Oksanen (Finlandia); Mia Couto (Mozambique); Rodrigo Rey Rosa (Guatemala); Santiago Gamboa, Alberto Salcedo Ramos, Emma Reyes (Colombia); Eric Nepomuceno, Joca Reiners Terron (Brasil); Rivka Galchen (Canadá); Stefan Kiesbye (Alemania); Goncalo M. Tavares, Ondjaki, José Eduardo Agualusa (Angola); Henrietta Rose-Innes (Sudáfrica); Mónica Maristain, Fabián Casas, Alberto Manguel, Martín Caparrós, Andrés Neuman, Olverio Coelho y Samanta Schewblin (Argentina); J.M.G. Le Clézio, Camille De Toledo, Éric Chevillard (Francia).

Para este 2016, Almadía anuncia la edición y venta de un catalogo de 21 títulos y autores, entre los que destacan escritores clásicos como GK Chesterton y Robert Byron, así como más contemporáneos, como el chileno Alberto Fuguet , el mexicano (y de cajón) Guillermo Fadanelli, y la oaxaqueña Natalia Toledo , de quien Almadía editara El Dorso del Cangrejo, poemario bilingüe zapoteco- español, con ilustraciones de su padre, el pintor Francisco Toledo, y de su hermano, el artista visual , Dr. Lakra.

Dos de los autores residentes en Oaxaca, a ser publicados este año por la Editorial, estuvieron presentes en la conferencia de prensa, el novelista Fernando Lobo, con su libro Friquis , y el caricaturista Darío Castillejos con un libro de nombre aun pendiente por definir.

Lobo recordó en su intervención que de su porno novela anteriormente publicada por la citada editorial, Latinas Candentes Seis, nunca le convenció del todo la portada “rasca huele” que el diseñador le canalizó, y sobre su nuevo trabajo lo definió como un recuento parodia de la ínfima calidad de la televisión mexicana, donde al final “la Reina del Sur resultó que verdaderamente era la Reina del Sur”.

Finalmente, horas después de concluida la conferencia de prensa y a iniciativa del periodista Fortino Torrentera, Quijas Corzo publicó en las redes sociales la siguiente convocatoria:

“A quien suba a las redes una foto con todos los libros de Almadía publicados hasta el año anterior, le regalaremos todos los libros que publiquemos este año. A ver…”