Buscar la reconciliación para lograr gobernabilidad, pide PRI a Segego

Ante los intereses de algunos grupos profesionales de la desestabilización que sentaron sus reales en Oaxaca y las secuelas de violencia y odio que dejó el movimiento magisterial del 2006, es necesario buscar la reconciliación entre los oaxaqueños, porque solo así se logrará la gobernabilidad y paz social que necesita nuestra entidad para lograr su desarrollo.

Así lo expresaron las diputadas de la Fracción Parlamentaria del PRI en la LXII Legislatura estatal, Lilia Mendoza Cruz y María del Carmen Ricárdez Vela, quienes pidieron al Secretario General de Gobierno, Alfonso Gómez Sandoval, buscar esa reconciliación, principalmente entre los grupos y organizaciones que a diario manifiestan sus inconformidades en la capital del estado, atentando contra las garantías de los oaxaqueños y provocando la desestabilización social.

Por ello, durante la comparecencia del responsable de la política interna de Oaxaca ante la Comisión Permanente de Gobernación, las legisladoras priistas le señalaron que para evitar este tipo de actitudes y movimientos sociales, es necesario y urgente fortalecer las representaciones regionales de la Secretaría General de Gobierno e impulsar una política cercana a la gente.

“Oaxaca está por encima de todos estos grupos que actúan por cuestiones meramente políticas o de interés económico, las cuales no son válidas, es más válido la paz y la tranquilidad en la vida de todos los oaxaqueños, si no tenemos estos ingredientes, el desarrollo se aleja de nuestro futuro”, recalcaron.

Desde la tribuna, la presidenta de la Comisión de Gobernación, Lilia Mendoza, reconoció el trabajo realizado por el Secretario General de Gobierno, sin embargo, le hizo un exhorto para tomar decisiones sobre algunos funcionarios que comenten atropellos y abusos en aras de una gobernabilidad partidaria, quienes deben entender que el proceso electoral pasó hace cuatro años, pero sobre todo, que la imparcialidad en las acciones, generarán paz y gobernabilidad.

Le pidió que no se olvide de los millones de oaxaqueños que, al igual que los grupos sociales, también tienen los mismos derecho para transitar con libertad, por ello, la Segego tiene que dejar de atender conflictos en puerta y poner en marcha políticas públicas que permitan la prevención de los mismos.

De su lado, la diputada María del Carmen Ricárdez Vela lamentó el número de manifestaciones que se suscitan en la entidad, las cuales son alrededor de 6 diarias que suman casi cuatro mil.

“El chantaje permanente e incluso beligerante de esas organizaciones que parecieran delincuentes, que se atreven a desenfundar el machete y a amedrentar a la sociedad, dañan las actividades económicas y turística de la ciudad de Oaxaca. ¿Se seguirá tolerando?”, preguntó.

Dijo que es deber de los diputados recomendar al Ejecutivo estatal que no permita el deterioro de las instituciones y de la imagen pública con funcionarios que no están correspondiendo a la confianza que les brindó el pueblo oaxaqueños, y puso como ejemplo la Secretaría de Seguridad Pública, la Sinfra y Sedafpa. “No basta con que los funcionarios sean retirados de sus cargos, es necesario iniciar procedimientos”.

“Para la fracción del PRI, es preocupante el chantaje de las organizaciones, quienes de manera agresiva y beligerante exigen prebendas, y no solo se los dan, sino también los premias con cargos de representación popular de dentro del mismo gabinete gubernamental, solo porque tienen la osadía, más no la valentía, de retar a las instituciones y permanecer impunes ante la ley”.

Entre otros temas, también habló sobre el movimiento magisterial, el cual dijo, nada tiene que ver con la educación, solo buscan prebendas. En este sentido, preguntó que hará el gobierno ante este conflicto que de entrada, les significará alrededor de 900 millones de pesos para pagar a integrantes de la Sección 22 pero que no son maestros, porque no tienen la formación, mucho menos están frente a un grupo.