En Oaxaca el inicio del mundial no borró sus realidades

Mientras en el Distrito Federal, Jalisco, Monterrey, entre otras ciudades del país se instalaron pantallas monumentales para ver la inauguración del Mundial de Futbol Brasil 2014, en Oaxaca las imágenes que se pudieron apreciar fueron las mismas de su triste realidad: Un tiroteo por la disputa del comercio informal, marchas, plantones y un triste eco de la violencia suscitada en comunidades indígenas.

Así, mientras en otros lugares se vive la fiebre mundialista, Oaxaca registra la tristeza e indignación por la falta de un cambio que se pregonó y que hoy sigue esperándose.

Jueves 13 de Junio, la mañana se torna violenta, grupos de comerciantes informales que se cobijan en la Sección 22 del magisterio se disputan la plaza.

Si, la plaza de armas de la otrora Verde Antequera, pues a la víspera de la conmemoración del octavo aniversario del desalojo fallido del 14 de Julio por parte del gobierno de Ulises Ernesto Ruiz Ortiz hacia los maestros de Oaxaca, “la plaza” la hacen ellos, grupos de supuestos artesanos, vendedores de piratería, comideras y “jipis”.

Después de la persecución y balacera donde los nombres de dos viejos conocidos del “movimiento popular” aparecieran, Gabriela Jiménez y Adán Mejía “El Alebrije”, el corazón de Oaxaca es doblegado.

La fiesta mundialista, en la pantalla de particulares, ya se puede ver y escuchar, las mesas de los principales restaurantes y bares se comienzan atiborrar pasado el mediodía, el platillo fuerte sin duda lo será el partido del anfitrión contra Croacia, después, como aperitivo, la misma realidad de siempre.

Pero lejos de las pantallas que se dispusieron en calles, plazas públicas, estadios y centros comerciales, en ciudades del país, en Oaxaca el mejor espectáculo es ver la llegada de otra manifestación, son gente del CODEP que hoy vienen a sumarse a la próxima conmemoración del desalojo del 14 de Junio y de paso, tratar de llevarse la cabeza del Secretario de Vialidad y Transporte (Sevitra) José Antonio Estefan Garfías.

El escenario mundialista no se detiene ahí en comunidades de Oaxaca se ve lo mismo, el mismo canal, marchas, plantones y violencia, como sucedió 24 horas antes en la comunidad de San Juan Cotzocón, donde otro fallido operativo policiaco terminó con la muerte de un sin número de oaxaqueños, entre ellos, Policías Estatales.

Cinco de la tarde, en las pantallas ha terminado el futbol, el triunfo de Brasil se comenta, como también se seguirá comentando, sin pantallas, la realidad de Oaxaca, la cual con o sin Mundial de Futbol, se sigue disfrutando.