Orden, respeto y prudencia, pide Adolto Toledo a la Sección XXII

El diputado del grupo parlamentario del PRI en la LXII Legislatura estatal, Adolfo Toledo Infanzón, hizo un exhorto al gobierno de Gabino Cué para que, en el marco de las movilizaciones con motivo del Día del Maestro, garantice el Estado de Derecho, y a la Sección XXII del SNTE a que se conduzcan con orden, respeto y prudencia.

Desde la tribuna en la Sesión de la Diputación Permanente, consideró indispensable que el Gobierno del Estado coordine acciones que permitan, por un lado, el derecho a la libre expresión y manifestación de las ideas, y por el otro, vigilar que las garantías individuales de las y los oaxaqueños, como el libre tránsito, se respeten al pie de la letra.

Por su vocación de servicio y dedicar su vida a la formación y desarrollo intelecutal de las niñas, los niños y jóvenes, extendió una felicitación a las y los maestros en su día a celebrarse este jueves.

Sin embargo, Toledo Infanzón consideró importante y fundamental exigir al Gobierno de Oaxaca a que cumpla con su papel de garante del Estado de Derecho, pero por otra parte, “exhortamos al magisterio para que este jueves se conduzcan con prudencia, con orden, con respeto y que no vivamos una situación de caos, prácticamente en todas las regiones de Oaxaca y de manera fudamental en la capital del estado”.

Afirmó que estas situaciones son lamentables para nuestra entidad, porque desalienta la participación económica de quienes tienen interés de invertir en el estado.

Al proponer un punto de acuerdo para que el Congreso exhorte al Ejecutivo a garantizar el Estado de Derecho, señaló que todas la expresiones sociales han manifestado su rechazo a actitudes que violentan el Estado de Derecho y el orden público, incluyedo a la Iglesia y el sector empresarial.

Reconoció que la labor del magistero es invaluable. En Oaxaca, las dificultades a las que se enfrenta el sistema educativo son diversas, lo que hace que el enseñar se convierta en una tarea loable para quienes en ella ponen todo su empeño.

Dio que para los trabajadores comprometidos con la educación, la mayor satisfacción es el reconocimiento de sus alumnos por inculcar en ellos los valores necesarios para formarlos como futuros ciudadanos responsables, bien preparados y capaces de enfrentar los retos.

“Una sociedad que recibe una educación de calidad, responsable y objetiva, que atienda los avances tecnológicos y científicos actuales, será una sociedad exitosa y respetuosa de los derechos de sus conciudadanos”, finalizó.