Impiden camioneros cetemistas el ingreso de los empleados a la API

Salina Cruz, Oax. Transportistas se manifestaron a las afueras de la Administración Portuaria Integral para exigir la renuncia de dos funcionarios de esa presuntamente por corrupción.

Y es que de acuerdo con José Diodoro Terán Jiménez expresó que los camioneros se manifestaron para exigir la renuncia del director de la Administración Portuaria Integral API, Ángel Pérez Cantú y del gerente de operaciones Raúl López Martínez, materialistas de la Confederación de Trabajadores de México CTM, se plantaron en las instalaciones portuarias para impedir el acceso de ambos funcionarios quienes son acusados de paralizar la obra de la ampliación del patio de maniobras.

Ante el freno de la obra desde hace tres meses, y las trabas que les ponen estos funcionarios a los encargados del proyecto que es la empresa Pegaso y estos a su vez a los materialistas por el acarreo de material, los cetemistas se unieron para denunciar los excesos, corrupciones y tráfico de influencia que existe al interior de este recinto portuario.

Por ello, más de 140 camiones tipo volteos fueron estacionados frente a las oficinas del API, cada uno con cartulinas pegadas en sus puertas con leyendas de “Fuera Ángel Pérez Cantú del API”, “Raúl quiere la obra del muelle para beneficio de sus amigos e intereses personales”, “fuera del API Ángel Pérez Cantú y Raúl López por corruptos”.

Los materialistas demandan sus derechos laborales y que se dé continuidad al proyecto de reconfiguración de la Administración Portuaria Integral API, pues para ellos estos trabajos generan una fuerte derrama económica para el puerto.

Entrevistado al respecto el secretario general de la CTM Hipólito Rojas Martínez, denunció que con esas acciones están generando más desempleo y por ende más pobreza a los que menos tienen.

Se sabe que ayer mismo se dio una reunión privada en una alberca en casa de un conocido empresario ubicada en la colonia Hidalgo Poniente, en donde planeaban como tronar a la empresa Pegaso y a Hipólito Rojas.

En dicha reunión estuvieron presentes el gerente de operación del API Raúl López y otros personajes que en su momento se darán a conocer sus nombres.

Además se presume que con recursos del API remodelaron una casa particular dejándola de lujo ubicada sobre la calle Manzanillo número 36, donde actualmente vive el director de esta dependencia Ángel Pérez Cantú.

En tanto, por la irresponsabilidad de estos nefastos funcionarios se está en riesgo de perderse la inversión millonaria que beneficiaría al puerto.