En trifulca termina la reunión de usuarios del módulo de Riego

Juchitán, Oax. Una trifulca entre usuarios se registró durante la asamblea por el divisionismo que prevalece, lo que derivó la suspensión por falta de garantías.

Héctor Regalado presidente del módulo de riego explicó que se suspendió la asamblea “por falta de garantías”. Los 130 usuarios que al momento se encontraban presentes, se dividieron. Unos optaron por abandonar la reunión y otros por continuarla.

Alrededor del mediodía, comenzaría la reunión y se declaró válida al estar presentes 130 de 260 socios registrados, pero al proponer la terna para conformar la mesa de debates, hubieron voces que pidieron el retiro de los que no eran usuarios y comenzó la discusión sobre quienes estaban registrados, ya que según el presidente de la mesa, los estatutos marcan que para tener derecho a voto, solo pueden participar con voz y derecho a sufragar, los oficialmente registrados en el padrón como usuarios.

Comenzaron entonces los jalones y dimes y diretes que tensó el ambiente y varios conatos de bronca entre simpatizantes de los directivos y quienes deseaban sustituirlos. Aquellos se retiraron junto con un buen número de usuarios.

El sempiterno dirigente de la Coalición Obrera Campesina Estudiantil del Istmo (COCEI), Héctor Sánchez López, asumió “por aclamación”, la presidencia de la mesa de debates y condujo el acto de votación de nuevos directivos.

El también ex alcalde, preguntó a la asamblea si la elección de nueva directiva seria por ternas, planillas o propuestas individuales y los asistentes definieron que fueran planillas, optando los presentes la última opción y se presentó una sola planilla, como presidente Isabel Marín, que junto a sus compañeros de fórmula fueron electos y el propio Sánchez López les tomó la protesta.

Afirmaron que buscarían el reconocimiento de la directiva encabezada por Héctor Regalado, o que en su caso buscarían hacerlo por la vía legal. No descartaron hacer valer la elección por la vía de los hechos. Sin embargo, minutos después apareció una patrulla de la policía municipal, para ingresar por la fuerza al recinto del módulo de riego.

Héctor Regalado lamentó lo ocurrido y dijo que “temo que esto vaya a representar un retroceso para nuestro módulo. Yo quería entregar bien pero sucedió así”.