Reforma energética avalará ecocidio en territorio mexicano: Benjamín Robles

La Agencia Nacional de Seguridad Industrial y Protección al Medio Ambiente avalará el ecocidio por venir en territorio mexicano, derivado de la reforma energética, alertó el senador del PRD Benjamín Robles Montoya, en conferencia de prensa conjunta con representantes de la Alianza Mexicana contra el Fracking.

Al anunciar el foro: “Impacto Ambiental y Social de Fracking”, que se llevará a cabo en las instalaciones del Senado el 24 de febrero, el legislador oaxaqueño señaló que las concesiones que otorgará el gobierno de Enrique Peña Nieto a los inversionistas privados y extranjeros pone en riesgo la vida de muchas comunidades en donde se tiene planeado extraer hidrocarburos por el método de fractura hidráulica.

Al respecto Robles Montoya precisó:

“En la Reforma Energética se contempla la exploración y extracción de shale oil y shale gas a manos de la iniciativa privada, como parte de la privatización de la industria petrolera nacional. La técnica por la cual se extraerán estos recursos, el fracking, es un procedimiento con un altísimo impacto ambiental. Entre los estragos más prominentes, podemos ubicar: Contaminación de las aguas subterráneas, contaminación atmosférica, emisión de gases de efecto invernadero, terremotos a partir de sismicidad inducida, entre muchas otros”.

Refirió que la reforma energética del autollamado Gobierno de la República y el PRI contempla la creación de un organismo opaco, y sumamente ambiguo, sobre el cual tampoco se dieron grandes explicaciones: La Agencia Nacional de Seguridad Industrial y Protección al Medio Ambiente.

“Esta agencia, estamos nosotros seguros, será la encargada de legalizar y avalar el ecocidio por venir en territorio mexicano; dándole manga ancha a los inversionistas privados para operar a voluntad, por encima de los derechos humanos de los mexicanos, así como del desarrollo sustentable de la nación”, advirtió.

Por esta y otras razones, dijo, en el Grupo Parlamentario del PRD, como es de conocimiento público, no aceptan ni reconocen la legitimidad de la recientemente aprobada reforma energética.

“Esta Reforma, además de significar la sepultura de los pocos principios fundamentales que todavía quedaban en nuestra Constitución Política, representa también una violación al derecho de todo ciudadano de participar en aquellas decisiones colectivas de la mayor relevancia, a través de la consulta ciudadana y en los términos del 35 constitucional”, señaló el congresista federal.

Y más aún, comentó ante los representantes de los medios de comunicación, que ahora observan con mucha preocupación como la prisa del Presidente de la República, y de sus aliados sigue siendo mucha por la aprobación de las leyes secundarias en la materia, legislando al vapor, sin un verdadero proceso de debate y deliberación, como lo hizo el PRI en la reforma energética.

“Es por eso que desde ahora señalamos, de manera decidida, unos de los aspectos más ominosos de esta andanada privatizadora, tanto por sus impactos ambientales como sociales”, manifestó.

Durante la conferencia de prensa, los representantes de la Alianza Mexicana contra el Fracking, Claudia Campero y Francisco Cravioto, hablaron sobre los devastadores efectos en el medio ambiente que ha tenido esta práctica de extracción de hidrocarburos en países europeos en donde ya ha sido prohibida.