Atención y trato digno a ediles exige García Morales al CEA

Oaxaca ya no quiere más propuestas, quiere acciones concretas, porque sólo así se resuelven los problemas de agua potable, alcantarillado y saneamiento, afirmó el diputado de la fracción parlamentaria del PRI en la LXII Legislatura estatal, Adolfo García Morales, quien exigió al titular de la Comisión Estatal del Agua (CEA), Rubén Ríos Ángeles, mayor atención y un buen trato a los munícipes que solicitan el respaldo de esta dependencia.

En entrevista, el legislador por el Distrito 03 con cabecera en Ixtlán de Juárez, reconoció que la CEA es una de las dependencias más importantes en la administración estatal, porque tiene un trato directo con las autoridades municipales que quieren realizar obras de infraestructura hidráulica, sin embargo, quienes asisten a sus oficinas por lo regular son víctima de la burocracia y malos tratos por parte de los empleados.

“En los últimos tres años fui presidente municipal, por lo que constantemente acudíamos a la dependencia, pero desafortunadamente nos dábamos cuenta de actitudes despóticas de los servidores públicos, de los cuales también fuimos víctimas, de ahí la necesidad de capacitar al personal para ofrecer servicios de calidad y con calidez. Necesitamos funcionarios que tengan humor, disposición y voluntad de servir”.

El representante popular destalló que la CEA tiene que validar los proyectos en este rubro, sin embargo, ese es el principal problema al que se enfrentan las autoridades municipales, es por eso que nuestras comunidades siguen en una preocupante marginación.

“En muchas ocasiones las autoridades municipales no piden recursos a esa dependencia, sólo quieren que les validen sus proyectos para efecto de comprobación de los mismos. Es urgente que en esa dependencia hagan conciencia que las autoridades municipales tienen el contacto directo con los ciudadanos”, recalcó.

Por otro lado, García Morales exhortó al titular de la CEA a poner mayor atención en el buen funcionamiento de las plantas de tratamiento de aguas residuales para no continuar con la severa contaminación a ríos y arroyos, principalmente en los Valles Centrales, Costa, Istmo y Cuenca del Papaloapan.

“Desafortunadamente existen plantas de tratamiento que no están funcionando y que se dejaron construidas en el sexenio pasado, sin embargo, no las han puestos en operación. A tres años de este gobierno, lo único que escuchamos son propuestas, pero esas propuestas no solucionan los problemas, por lo que es necesario que pongan en marcha las plantas que, por decida gubernamental, son elefantes blancos”.