Elección en CANACINTRA, acto arbitrario y discrecional: Edgar Suárez

Al anunciar su retiro de la contienda por la presidencia de la delegación Oaxaca de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA), Edgar Suárez Vidals, calificó el proceso como un “acto arbitrario y discrecional”, al considerar que el mismo se desarrolla bajo estatutos que ni son claros ni están actualizados al dinamismo empresarial.

El aspirante a candidato a la presidencia de Delegación Oaxaca de Canacintra, señaló que su intención de participar surgieron por el deseo de servir al gremio empresarial, “por mi experiencia empresarial y profesional”, más sin embargo la mesa directiva de la Delegación Oaxaca deliberó que no reúne los requisitos para ser candidato.

Aun cuando considera tener las mismas posibilidades que los otros participantes en esta elección, la deliberación hecha no satisface su aspiración a dirigir la delegación, por lo que considera que este hecho lo lleva a expresar su más enérgica y exhaustiva crítica contra los estatutos o la interpretación de ellos.

“Yo calificó este proceso de elección como un acto arbitrario y discrecional, pero es responsabilidad de los estatutos que ni son claros ni están actualizados al dinamismo empresarial”.

De la misma manera dijo que es responsabilidad de la actual administración local y nacional prevenir las discrepancias.

En este sentido dijo no compartir prácticas que tradicionalmente se han llevado a cabo, como es el acarreo de votos, la inscripción a vapor de empresas golondrinas o peor aún, que los aspirantes o candidatos patrocinen inscripciones o cuotas de afiliación a empresas que sólo hacen presencia para emitir su voto y desaparecen de escenario empresarial o por lo menos del ámbito de la Canacintra.

Así mismo descalificó totalmente hechos como los que recientemente se han suscitado, que siendo 119 socios registrados en la Delegación Oaxaca con derecho a voto, hasta el último día del 2013, de buenas a primeras aparezcan en las oficinas de la sede Nacional, los registros de otras “empresas oaxaqueñas” con supuesto derecho o por lo menos solicitud de emitir su voto en Asamblea de Elección de Presidente, “califico esa como práctica con desleal, deshonesta y espuria”.