Cumplir compromisos con Oaxaca, pide Adolfo Toledo a Vargas Varela

El Poder Ejecutivo y en especial el secretario de Administración, tiene el reto y la responsabilidad de cumplir con el compromiso que en campaña ofreció al pueblo de Oaxaca, ante la evidencia que se han quedado estancados en el quehacer gubernamental y administrativo, donde urge la transparencia y rendición de cuentas.

Así lo manifestó el presidente de la Comisión Permanente de Vigilancia de la Auditoría Superior del Estado, Adolfo Toledo Infanzón, en el marco de la comparecencia del secretario de Administración del Gobierno del Estado, Alberto Vargas Varela, ante ésta comisión y las de Administración Pública y Trabajo y Seguridad Social.

En este sentido, el legislador de la Fracción del PRI en la LXII Legislatura estatal, le preguntó sobre el caso de los Jefes de Unidad desaparecidos de la estructura gubernamental, argumentando que era para lograr una administración más eficiente y reducir mandos, sin embargo estas espacios fueron cubiertos con cuotas para cuates y cubrir con los compromisos de campaña.

Además, solicitó un informe puntual del número de plazas que se tienen en los niveles del 16 al 24, que incluyen los mandos medios y superiores. De igual forma, preguntó sobre los criterios y el tabulador para definir el bono de rendimiento por el desempeño laboral. Otra de las inquietudes fue el saber las medidas que se han efectuado para el servicio profesional de carrera.

Toledo Infanzón mostró su preocupación porque siendo la Secretaría de Administración la que tiene facultades para autorizar los reglamentos internos de las dependencias y entidades, sin embargo, no se entiende porque a estas alturas del Gobierno estatal existen instancias que aún no cuentan con estatutos internos, vinculados a la estructura orgánica vigente.

Otro de los temas fue el arrendamiento a inmuebles particulares por parte del Gobierno del Estado y puso tres ejemplos, ya que es muy preocupante que en un gobierno que pregona la austeridad, estén pagando rentan que afectan el presupuesto.

Los ejemplos que dio fueron las oficinas alternas ubicadas en la calle de Cosijopi, en el Centro Histórico; las ubicadas en el inmueble que funcionaba con el hotel Casa Tita, así como la casa ubicada entre las calles de Armenta y López y Guerrero. ¿A quien le están pagando el favor con la renta del Hotel Virreyes que está en la esquina de Morelos y Fiallo?, preguntó el legislador.