Denuncian por daños a la CFE en la Profepa

Integrantes de la Coordinación de Organizaciones ambientalistas de Oaxaca (COAO) presentaron ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) denuncia en contra de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por lo daños que ha causado al arbolado urbano de Oaxaca.

De acuerdo con Naxario García Ramírez, activista e integrante de esta organización civil, la denuncian que hacen ante la autoridad federal responde al interés de quienes buscan preservar el medio ambiente de la capital y que ven el daño que se ha generado al arbolado por la poda “agresiva” que se hace por parte de esta dependencia.

En este sentido indicó que luego de un recorrido que hicieran en el municipio de Oaxaca de Juárez, percatándose que más de 10 mil árboles han sido dañados por las podas.

“Cada año la C.F.E realiza el derrame de los arboles sin siquiera respetar las normas de poda emitidas por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT)”.

García Ramírez indicó que el llamado de atención lo hacen argumentando que hace unos días la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitiera un comunicado donde da a conocer que la segunda causa de muerte de los infantes recién nacidos de 3 a 6 días se debe al aire contaminado.

Así como también la condición del aire se ha vuelto en la séptima causa de muerte entre los adultos.

En este sentido, explicó García Ramírez que con las podas que lleva a cabo en Oaxaca cada año, toneladas de follaje son retiradas de los árboles de la capital y estas son precisamente las que transforma el bióxido de carbono en oxígeno.

“Al no realizar ya ésta función el aire que respiramos es de mala calidad, lo que hace que haya un incremento de las enfermedades respiratorias y cardiorrespiratorias”.

El activista reiteró que efectivamente la electricidad es un factor muy importante para la actividad humana, pero el oxígeno es más importante todavía para poder vivir.

Finalmente, García Ramírez dijo que de no tener una respuesta satisfactoria por parte de la PROFEPA, no descarta la realización de algunas acciones que lleven a las autoridades ambientales a corregir este problema.