Continúa el conflicto entre empleados de limpia y el Ayuntamiento por el pago de tiempo extra

Salina Cruz, Oax. Luego del altercado entre el secretario general de sindicato 003, Juan Avendaño con el jefe de Recursos Humanos, Antonio Díaz Córdova por el desacuerdo de la contratación del personal y el pago de tiempo extra los días sábados y domingos para la recolección de la basura.

Si bien, Juan Avendaño por presiones que tiene por parte del grupo de personas a quienes les prometió un empleo en el Ayuntamiento por contrato, éstos fueron desechados y hasta el momento se negó la contratación de nuevo personal.

Es por ello que tras dos días en que fue suspendido el servicio, se reanudó aunque la advertencia es que no laborarán los fines de semana debido a que no se les pagará el tiempo extra.

Tan solo el mercado municipal los días sábado y domingo amaneció repleto de basura y eso generó molestia entre los comerciantes quienes exigieron a la autoridad municipal poner orden.

La excusa del Ayuntamiento es que no habrá contrato y se respetará solamente a los trabajadores de mayor antigüedad, esto generó la inconformidad de Juan Avendaño quien encaró a Antonio Díaz al decirle que para éste si tenía validez y que lo reflejaría en la Junta Local de Conciliación.

Asimismo se filtró que se ha negado la contratación de dos ex regidores, tres coordinadores y cuatro secretarias que dejó el ex presidente Gustavo Barker, esto por la abultada nómina que tendrá que pagar el ayuntamiento.

En este sentido el Ayuntamiento ha revisado la lista de los empleados que contrató y dejó el gobierno anterior con la finalidad de constatar que el ex jefe de recursos humano, Lázaro de la Rosa hubiera dejado parte de su equipo de trabajo.

La comerciante de frutas Antonio Sánchez expresó que hasta el momento, ha venido perjudicando la falta del servicio recolector de basura en el mercado público.

Dijo que más de 800 comerciantes realizan sus actividades y tienen que depositar la basura en el camión recolector que está a un costado del mercado, sin embargo, había molestia porque había saturación de desechos y no había quien lo recogiera.