Comienza la Primavera Oaxaqueña; el pueblo respalda al gobernador Salomón Jara Cruz

0
184

 ¡Oaxaca está de fiesta!, comienza la Primavera Oaxaqueña y se vive con el cálido recibimiento que le dio el pueblo proveniente de las ocho regiones del estado al Gobernador de Oaxaca, Salomón Jara Cruz, durante su encuentro realizado en el Auditorio Guelaguetza, como muestra de agradecimiento a su respaldo en las urnas durante la elección del pasado 5 de julio; asimismo, para dar continuidad al proyecto de revolución social que soñó con promover el cambio desde abajo, pues es así como llegó el momento histórico de los pueblos originarios gracias al impulso y a los ideales de los grandes movimientos populares que han forjado la historia e identidad.

Se trata del movimiento campesino en Oaxaca, el movimiento ferrocarrilero en Matías Romero encabezado por Demetrio Vallejo, la lucha en el Istmo de Tehuantepec liderada por la COCEI y la lucha magisterial democrática en Oaxaca.

“Somos herederos de esa gran tradición de lucha del pueblo oaxaqueño conformado por mujeres y hombres revolucionarios que trascendieron su tiempo y nos mostraron el camino. Hablamos de mujeres y hombres Juaristas y Magonistas cuya muerte no apagó la luz de sus ideales, pues gracias a su ejemplo, raíz y destino, hoy somos las y los depositarios de la confianza, la esperanza y el mandato popular”, resaltó ante miles de familias y autoridades municipales que se reunieron al interior de la Rotonda de las Azucenas y afuera del recinto, así como en presencia de la Secretaria de Educación Pública, Leticia Ramírez Amaya, quien acudió con la representación del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

En este sentido y en compañía del presidente de Morena, Mario Delgado; de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum y de su esposa, la presidenta honoraria del DIF Estatal, Irma Bolaños; el Mandatario Estatal resaltó que esta es su historia de lucha y triunfo contra los gobiernos elitistas e incapaces de resolver los problemas históricos del pueblo. “Vencimos a quienes solo se dedicaron a traicionar la confianza de la gente. Encarnamos y reivindicamos la profundidad histórica de la Cuarta Transformación, la cual busca rescatar lo mejor de la tradición liberal y hacer de la regeneración de la vida pública un nuevo momento fundacional”, sostuvo.

Bajo está premisa y la de constituir un gobierno del pueblo y para el pueblo, el Gobernador del Estado fue enfático al dejar en claro que su gobierno se guiará bajo un eje central: que nadie se quede atrás y que nadie se quede afuera.

“Nuestro proyecto reconoce la composición social de Oaxaca porque tiene su origen en ella. Desde esta perspectiva, nuestro objetivo es transitar de un modelo de estado de derecho monocultural, de perfil occidental y neoliberal, a un nuevo modelo de estado intercultural de derechos. Vamos a sentar las bases para que nuestros pueblos preserven su identidad y, al mismo tiempo, se integren en condiciones de igualdad y con autonomía para lograr la prosperidad y el bienestar que merecen”, asentó.

Por lo tanto, otra de las guías de su gobierno será la perspectiva de género, debido a que, en Oaxaca, lamentablemente dos de cada tres mujeres viven en situación de pobreza; condición que, al combinarse con factores como la etnia, escolaridad, edad y violencia, profundizan la brecha histórica de desigualdad.

Por esa razón, continuó, la transformación de Oaxaca no será real si no se logra la igualdad sustantiva que les permita a las mujeres tener autonomía, mejores oportunidades y una vida libre de violencia. “Y permítanme ser muy claro en lo siguiente: mi gobierno no tolerará la violencia feminicida ni permitirá que persista la impunidad”.

Para ello, se realizarán acciones concretas de prevención y apoyarán a las autoridades ministeriales y jurisdiccionales para que las investigaciones se fortalezcan y deriven en sanciones para los perpetradores.

En cuanto al eje de combate a la corrupción, el titular del Poder Ejecutivo Estatal, anunció que tendrán mucho cuidado con la vigilancia de las finanzas y garantizarán que los recursos del pueblo se ejerzan con apego a los principios de austeridad, eficiencia, eficacia, transparencia y honestidad. “Ya tenemos las escobas listas. Vamos a barrer la escalera desde lo más alto”, sentenció.

En este sentido, externó que su compromiso con el combate a la corrupción comienza con la integración de un gobierno formado por funcionarios y funcionarias con trayectoria limpia, verdadera vocación de servicio al pueblo y compromiso con el proyecto de transformación que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador. Todas y todos ellos actuarán con responsabilidad y humildad; atenderán al pueblo sin soberbia ni prepotencia y nadie usará el espacio público para obtener un beneficio personal; además que se regirán por un estricto código de ética y apegarán su conducta a los principios y valores de la 4T para reivindicar el ejercicio del servicio público.

“En materia de construcción de paz con justicia, el nuevo Gobierno de Oaxaca desplegará desde el primer día políticas públicas, programas, acciones y decisiones de gobierno encaminadas a abordar las situaciones conflictivas que se viven en las comunidades, teniendo el diálogo como nuestro principal instrumento. Para nuestro gobierno, será una oportunidad de construir procesos de pacificación, de la mano de los actores sociales que conforman y defienden a sus comunidades, creando un entorno de paz y justicia, impulsando la participación de una ciudadanía activa y empoderada, donde el gobierno sea un facilitador y un puente hacia la búsqueda de acuerdos y soluciones en donde todas y todos ganemos”, declaró.

En este tenor y para cumplir con el principio de inclusión e integralidad, Jara Cruz externó que su en gobierno pondrá en el centro de la transformación a la niñez y adolescencia para lograr un Oaxaca igualitario y con derechos. “Apostar por las nuevas generaciones es apostar para que en el futuro podamos tener ciudadanas y ciudadanos plenos, libres, responsables y comprometidos con la comunidad de la que son parte. Para ello, como me comprometí en campaña, comenzaremos cumpliendo metas y objetivos estratégicos desde la primera infancia”, enfatizó.

 

El cambio proviene de políticas públicas sólidas

Con esta encomienda, el Mandatario Estatal externó que los ejes prioritarios de las políticas públicas que agrupan las iniciativas que sustentan el cambio profundo que promoverá consisten en:

  • Un nuevo contrato social para la convivencia pacífica y segura, la profundización democrática, la lucha contra la corrupción, la solución de conflictos, el respeto y promoción de la cultura de los pueblos y comunidades desde una perspectiva intercultural.

  • Una nueva perspectiva de la relación entre estado y sociedad a través de las instituciones y políticas que articulen nuevos vínculos y rescaten valores tradicionales comunitarios.

  • Pero, sobre todo, luchar contra la desigualdad, sembrar la paz, combatir la corrupción y establecer mecanismos de protección a las mujeres y erradicar todas las formas de violencia institucional.

De esta manera -destacó- consolidaremos un nuevo arreglo fundacional basado en las características particulares de Oaxaca e impulsaremos el cambio de paradigma promovido por el presidente Andrés Manuel López Obrador, priorizando las necesidades de nuestro pueblo y contribuyendo a la consolidación de su legado transformador.

“A partir de estas políticas públicas, florecerá la Primavera Oaxaqueña y haremos realidad el sueño por el que nuestro pueblo ha luchado: convertir a Oaxaca en tierra de bienestar, justicia y desarrollo. No mentir, no robar y no traicionar al pueblo, esos son mis compromisos y mis ideales; nosotros no venimos a robar, venimos a servir”, sentenció al aclarar que su administración no será una simple transición o alternancia política más, sino un verdadero cambio de régimen y por la regeneración de la vida pública.

Para nosotros -dijo Jara Cruz- el poder es solo un instrumento al servicio de las mayorías, porque solo el pueblo puede salvar al pueblo. Aquí empieza la Primavera Oaxaqueña y estamos listos para comenzar a trabajar; es tiempo de defender la esperanza; es hora de escribir un nuevo mañana con orgullo, dignidad y convicción; estamos juntos en esto, hablamos distintas lenguas, pero compartimos un mismo idioma: el amor por nuestra comunidad.

Bajo ese ímpetu, el Mandatario Estatal alentó a las y los asistentes a reconocer que en el corazón de nuestros pueblos nace un nuevo amanecer; nuestro espíritu es uno mismo; la esperanza está puesta en la fraternidad, unidos somos más fuertes y por ello, debemos asumir el compromiso de construir un futuro digno y próspero. Es momento de ver florecer nuestros sueños. A partir de hoy, el nuestro es un pueblo transformando su historia.

En el marco de este evento, se realizó la presentación de la marca oficial del Gobierno del Estado de Oaxaca como un pueblo que transforma su historia. Asimismo, el Mandatario Estatal recibió el bastón de mando por parte del tatamandon de San Pedro Jicayán en representación de los tatamandones del estado; de igual manera, curanderas tradicionales de Huautla de Jiménez le realizaron una limpia con copal como símbolo de purificación del alma.

 

Ingresa Jara Cruz por la puerta principal del Palacio de Gobierno

Una vez emitido su discurso a la sociedad oaxaqueña, el Gobernador del Estado, Salomón Jara Cruz encabezó una calenda por las principales calles y avenidas de la ciudad para ingresar por la puerta principal del Palacio de Gobierno, como muestra de orden y legalidad desde el primer día de su administración, así como un acto de justicia social, debido a que la presencia de oaxaqueñas y oaxaqueños provenientes de las ochos regiones reflejó el respaldo y aceptación a su investidura después de un sexenio caracterizado por la omisión, abandono y despojo a las comunidades. Después, desde el balcón oficial, el Mandatario Oaxaqueño saludó a las personas que acudieron a atestiguar este acto histórico de cambio de gobierno.

Al evento también asistieron sus homólogos: de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez; de Hidalgo, Julio Menchaca; de Sinaloa, Rocha Moya; de Tabasco, Carlos Manuel Merino Campos; de Tamaulipas, Américo Villareal Anaya; de Quintana Roo, Mara Lezama; de Guerrero, Evelyn Cecia Salgado Pineda y la titular del Instituto Nacional de las Mujeres, Mónica Bottero.