Investigan a buque carguero alemán por derrame de crudo en California

0
36

Agencias

 La Guardia Costera de Estados Unidos abordó el jueves un enorme buque carguero alemán como parte de la investigación sobre las causas de la ruptura de un oleoducto que causó un derrame de crudo frente a las costas de California el fin de semana.

Según datos recopilados por un servicio de navegación marítima, un carguero enorme hizo una serie de movimientos inusuales cuando estaba anclado en el punto más cercano a un oleoducto del sur de California, que reventó y provocó un derrame de crudo en las playas.

La Guardia Costera investiga si el ancla de un barco podría haber enganchado y doblado el ducto propiedad de Amplify Energy, una empresa con sede en Houston que gestiona tres plataformas en alta mar al sur de Los Ángeles.

El Rotterdam Express, un barco de bandera alemana de casi 1.000 pies (305 metros) de largo, tenía asignado el fondeadero SF-3, el más cercano a la zona donde se rompió el oleoducto, frente a Huntington Beach. El barco hizo tres movimientos inusuales durante dos días que parecían situarlo sobre el ducto.

En un comunicado a la AP el jueves, Hapag-Lloyd, la empresa que opera al Rotterdam Express, confirmó que los investigadores abordaron el barco mientras estaba anclado en el puerto de Oakland el miércoles. La empresa asegura no tener nada que ver con el derrame.

Las autoridades intentaban reunir datos de ubicación y navegación del barco que pueda ayudarles a identificar sus movimientos exactos, dijo el funcionario. También querían mantener entrevistas preliminares con al menos algunos tripulantes.

Según datos de MarineTraffic, el Rotterdam Express llegó a la zona exterior el puerto de Long Beach la madrugada del 22 de septiembre y fondeó a unos 2.000 pies (610 metros) del ducto.

Al día siguiente, en torno a las 17:00, los datos del localizador del barco indicaban que mientras estaba fondeado se había movido de pronto varios cientos de pies hacia el sureste, una dirección que le habría llevado sobre el oleoducto, situado en el fondo del mar a unos 30 metros (100 pies) de profundidad. El barco parecía haber puesto en marcha sus motores para regresar a su fondeadero unos 10 minutos después.

El barco se movió de nuevo en torno a la medianoche y una tercera vez poco antes de la 8 de la mañana del 23 de septiembre y cada vez volvió a su fondeadero asignado, según sus datos de localización. El Rotterdam Express estuvo en el SF-3 hasta el domingo, cuando fue a puerto a descargar.