El material didáctico en la educación básica

Sherlly Bernal Allende

Dentro de mi experiencia profesional como formadora de docentes he escuchado mucho hablar de “la importancia del uso del material didáctico” en el aula,  pero la realidad es que esto se queda en la mayoría de los casos en una mera investigación teórica o crítica a la nula existencia de éstos en las aulas de educación básica pública, de la misma manera a pesar de que se conocen con exactitud los beneficios que éstos aportan al estudiante, se tiene poco conocimiento por parte de muchos docentes frente a grupo, de los diferentes tipos de materiales físicos y digitales que existen para cumplir con ciertos propósitos educativos, asimismo se puede notar dentro de las aulas físicas y virtuales que el material didáctico que el docente elabora para abordar ciertos temas no es totalmente adecuado y no conduce en realidad a un aprendizaje significativo en el niño.

Para poder entender de una mejor manera, debemos conocer la definición de material didáctico, Pablo Morales en su obra de Elaboración de material didáctico (2012) define a éste como:

… el conjunto de medios materiales que intervienen y facilitan el proceso de enseñanza-aprendizaje. Estos materiales pueden ser tanto físicos como virtuales, asumen como condición, despertar el interés de los estudiantes, adecuarse a las características físicas y psíquicas de los mismos, además que facilitan la actividad docente al servir de guía; asimismo, tienen la gran virtud de adecuarse a cualquier tipo de contenido (Morales, 2012, p. 10)

Ahora bien, si ya se conoce esto, el docente debe tener claros cuáles son los propósitos del tema a trabajar, las edades de los niños, sus gustos, intereses, estilos de aprendizaje y definitivamente apoyarse de un experto en diseño gráfico, el cual podrá proponerle un diseño visual estético, apto en colores, tipografía, imágenes, tamaño y materiales de impresión duraderos o con salida digital para que el material en verdad cumpla con el objetivo que tiene marcado. Por otro lado, si no es posible contar con el apoyo de un profesional gráfico, el docente tiene el deber de investigar sobre los aspectos cognitivos y emocionales del niño, así también como la psicología y teoría del color, los sustratos o materiales físicos que se puedan conseguir fácilmente que puedan utilizarse varias veces sin deformarse, debe de igual manera estar actualizado en el uso de las herramientas tecnológicas y ser un poco más creativo para poder mejorar su práctica docente.

Finalmente, no se debe olvidar que el material didáctico debe ser atractivo para el niño en cuanto a forma, tamaño, color, material, función e innovación, también, éste debe ser multisensorial para que el conocimiento adquirido sea más fácil de procesar y fijar en el cerebro de nuestros alumnos.

Bibliografía:

Morales, P. (2012), ELABORACIÓN DE MATERIAL DIDÁCTICO. Estado de México. Red Tercer Milenio.

Coordinación General Editorial

Colegio de Profesionistas Compartir Conocimiento A. C.

Correo electrónico:

coordinacioneditorialcpcc@gmail.com

Facebook:

Colegio de Profesionistas Compartir Conocimiento A. C.

Twitter:

@CPCC_AC

Autora del artículo: Dra. Sherlly Bernal Allende

Doctora en Ciencias de la Educación e Innovación Educativa

Correo electrónico:

bernalallendesherly@gmail.com

Facebook:

Allende Zherly