Tula, aún sumida en la inundación; vecinos claman ayuda

0
75

La Jornada

La mañana de este miércoles diversas colonias de esta ciudad siguen anegadas por el desbordamiento del río Tula, cuyos niveles prácticamente no han bajado en comparación a los que se registraron ayer o lo han hecho de forma mínima.

Durante un recorrido hecho por este diario por diversas zonas de Tula, fue posible comprobar que las calles más cercanas al cuerpo de agua continúan inundadas y muchos de sus vecinos reprocharon la falta de ayuda de las autoridades locales y federales.

En colonias como la Unidad Habitacional Pemex, por ejemplo, los lugareños han montado guardias para vigilar día y noche el nivel del río y avisarle a sus vecinos si hay alguna nueva crecida o si hay riesgo de saqueos.

“Aquí somos nosotros los que hemos estado al pendiente toda la noche. El primer día fue… muy feo. (Por la corriente del río) pasaban camionetas, carros, troncos, árboles. Hasta acá vino a dar un puesto de metal donde se vendía pollo y parecía una caja de papel”, contó una mujer que se identificó como Rosa Dalia, quien vigila los márgenes de la calle donde vive, y que hoy parecen los límites imprecisos de una laguna de aguas negras cuyo nivel no termina de bajar del todo.

“Anoche estuvimos monitoreando los vecinos de enfrente, saliendo para ver que no subiera más, cuidando las casas. Una hora le toca a un vecino, otra hora le toca a otro, porque ya sabe que no faltan los rateros que están ahorita a la orden del día”, dice la mujer.

“A nosotros, los soldados no han venido a echarnos la mano. Aquí, a esta calle (Poniente 13), nadie ha venido a decirnos ‘¿necesitan algo? Nada, nada, nada. ¡Y somos los que estamos aquí en la orilla!”, lamenta.

Inundaciones arrastran autos al mar en noreste de España
En diversos puntos de la ciudad que entroncan con las zonas inundadas, hay unidades del Ejército y la Marina con brazaletes del Plan DN-III que impiden el paso a los civiles para iniciar con las labores de rescate de los vecinos que aún se encuentran en colonias cubiertas parcialmente por el agua.

En el Boulevard Tula, por ejemplo, hay movimiento de camiones de las Fuerzas Armadas para resguardar el sitio y transportar lanchas que serían utilizadas para labores de rescate.

En la zona también hay sobrevuelos de helicópteros de la Marina.