Registra Oaxaca el 52.7% de disponibilidad hospitalaria para la atención de COVID-19

El secretario de Salud, Donato Casas Escamilla, informó que la entidad tiene hasta el corte de hoy 13 de julio, el 52.7% de capacidad hospitalaria disponible, con lo que se garantiza la atención médica de la pandemia por COVID-19, además del reforzamiento de las acciones de prevención, tal como lo instruyó el gobernador Alejandro Murat Hinojosa.

Detalló que en suma, el sector Salud presenta el 51.8% de ocupación de camas de observación, y el 36.1% de espacios con pacientes que se encuentra utilizando un mecanismo de respiración artificial.

Respecto a los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) señaló que se tiene una ocupación del 43.1%  en la red COVID-19, el Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca (HRAEO) presenta el 61.3%, y el de la Niñez Oaxaqueña “Doctor Guillermo Zárate Mijangos” el 100%.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) contabiliza un 36.1% de camas utilizadas por pacientes del nuevo coronavirus, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) el 47.7%, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) el 61.7%, el IMSS-Bienestar el 22.6%, Petróleos Mexicanos (Pemex) registra el 100% de ocupación.

Por su parte, la Secretaría de Marina (Semar), mantiene un 73.3% de espacios brindando atención a pacientes positivos con complicaciones por el padecimiento viral, mientras que los nosocomios privados de la entidad, reportan el 50% de ocupación.

En este contexto, aseveró que es de suma importancia que la población continúe implementando las medidas de protección como la sana distancia, uso de cubrebocas y el lavado constante de las manos, ya que de esta manera se contribuye a la disminución de contagios.

Casas Escamilla reiteró su exhorto, principalmente a los grupos de población de riesgo, a permanecer en resguardo domiciliario para evitar exponer su salud, ya que las complicaciones del COVID-19 pueden poner en riesgo sus vidas. “Recordemos que el virus sigue activo, y al no existir vacuna o tratamiento para evitar enfermar, la mejor defensa es la prevención”, finalizó.