En Juchitán cavan nuevas fosas en panteones por aumento de muertes por Covid-19

Excélsior

Ante la crisis por el aumento de personas fallecidas presuntamente por coronavirus, el municipio de Juchitán de Zaragoza excavó nuevas fosas en los panteones de esta municipalidad zapoteca, en el Istmo de Tehuantepec.

Jorge Valdivieso Luis, titular de esta regiduría precisó que en un primer momento se abrieron 60 sepulturas dentro de los panteones “Domingo de Ramos” y “Lunes Santo”; sin embargo, no descartó realizar nuevas excavaciones para la sepultura de fallecidos a consecuencia de la nueva cepa.

Mencionó que debido al incremento de entierros los “panteoneros” no se dan abasto, por lo que incluso han tenido que doblar jornada laboral, pues sus servicios son requeridos a cualquier hora y día.

“En lo que va del presente mes de julio han muerto 40 personas, presuntamente por Covid19, por lo que las inhumaciones son constantes, y tienden a incrementarse al paso de los días”, lamentó.

Valdivieso Luis consideró que algunos enfermos, principalmente adultos mayores, con sintomatología vinculada al nuevo virus, deciden permanecer en casa, porque ante su eventual agravamiento y muerte, no quieren que su cuerpo sea sellado en una bolsa o incinerada.

Dijo que los decesos ocurridos en casas habitación, los familiares se encargan de llevar el cuerpo al camposanto debido que las funerarias prefieren atender la cremación, y tampoco tienen personal ni carrozas para acudir a las viviendas.

Por esta razón, los deudos no llevan el certificado de defunción, pero nosotros (como autoridades) no le podemos negar el derecho de inhumación, entonces, “queda la promesa de que después exhiban el documento”.

El cabildo de Juchitán acordó endurecer las sanciones como el castigo con cárcel a las personas que organicen fiestas o reuniones masivas, a pesar de los múltiples exhortos del sector salud, a no realizarlos.

Además, se cerrarán bancos y establecimientos que no pongan en práctica medidas sanitarias preventivas, dentro y fuera de sus instalaciones.

“La situación es grave porque la ciudadanía no ha entendido la dimensión y letalidad del Covid-19, y se sigue resistiendo al uso de cubrebocas, distanciamiento social e higiene”, finalizó.