La prohibición a la importación de cigarros electrónicos detonará el mercado negro en México

Forbes

La empresa estadounidense Philip Morris, dueña de la marca Marlboro, y la asociación civil que representa a los consumidores de cigarros electrónicos en México Pro-Vapeo, se pronunciaron en contra de la prohibición a la importación de cigarros electrónicos que el gobierno publicó ayer en el Diario Oficial de la Federación, debido a que incentivará el comercio ilegal y aumentará los riesgos a consumidores.

“Lamentamos la postura prohibicionista del Gobierno Federal que no encuentra sustento ni en la evidencia nacional (según la propia Secretaría de Salud existen más de 5 millones de usuarios de “cigarros electrónicos”), ni en la opinión de expertos nacionales e internacionales que coinciden en que la prohibición abre la puerta y aumenta el incentivo para un mercado ilegal que elimina controles de calidad, aumenta el riesgo para el consumidor, facilita el acceso para menores de edad y hace que los usuarios que ya consumían opciones menos dañinas, regresen al cigarro convencional”, señaló Philip Morris México a Forbes México.

Hoy, la ley establecida por la Cofepris no contempla o no permite la comercialización de ninguna otra alternativa de cigarro como el cigarro electrónico o cualquier otro vaporizable, debido a que no esta actualizada. Sin embargo, muchos de estos dispositivos se venden de forma ilegal.

La compañía apenas había introducido en enero de este año la venta de IQOS, un dispositivo que calienta tabaco, en más de 30 puntos de venta de la Ciudad de México, principalmente en las tiendas Sanborns por lo que ahora se encuentran analizando el impacto de esta postura.

“Aunque seguimos analizando el alcance y contenido del Decreto Presidencial, es importante aclarar que IQOS de Philip Morris México no es un cigarro electrónico y cuenta con un marco regulatorio definido por las Normas Oficiales Mexicanas y por la Ley General del Control del Tabaco”, agregó la compañía.

Este dispositivo, al no quemar el tabaco, disminuye el perfil de riesgo y exposiciones a agentes tóxico en 90%, de acuerdo con PMI.

Sin embargo, desde el 10 de febrero la cadena de tiendas Sanborns, del empresario Carlos Slim, presentó un amparo para comercializar cigarros electrónicos en sus tiendas, luego de que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) le negará el permiso para importarlos y venderlos.

“Aunque desconocemos los detalles puntuales del caso en mención, sabemos que hay varios juicios presentados ante los tribunales que debaten si la prohibición de los cigarrillos electrónicos y dispositivos similares es constitucional o no. En este sentido, la Suprema Corte ya se ha pronunciado en cuatro casos señalando que esta prohibición es desproporcionada y atenta contra el principio de igualdad. Siendo así, creemos que toda empresa tiene derecho a hacer valer sus derechos, más cuando busca llevar otras alternativas a los consumidores”, comentó la tabacalera sobre el tema.

Vapear no es fumar”, pues la primera actividad consiste en la vaporización de sustancias, mientras que el segundo es la combustión del tabaco, lo cual genera severos daños a los pulmones de quien fuma. Foto: Pixabay / Pexels.com.

Una decisión agresiva y autoritaria

Por su parte, la asociación civil Pro-Vapeo México calificó de “agresiva” y “autoritaria” la decisión del gobierno federal de prohibir la importación de cigarros electrónicos ya que mermará la lucha en contra del tabaquismo en México, pues dejará vulnerables a todas aquellas personas que están en proceso de dejar (o dejaron), de fumar tabaco a través del uso de vaporizadores, afirmó en un comunicado de prensa.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco de 2016-2017, el tabaco es responsable del 8.4% de las muertes en el país, 43,000 personas cada año. Según la misma encuesta, actualmente 14.9 millones de mexicanos son fumadores, de los cuales el 73.6% está interesado en dejar de fumar y 9.9 millones han intentado dejarlo en por lo menos una ocasión.

Al respecto, Roberto Sussman, director general de la asociación, ha intentando acercar a las autoridades desde hace años pero no los han recibido. “Nos vetan, estamos bloqueados no están cercanos a nosotros no nos consideran actores serios y nosotros sí hemos tenido acercamientos, por ejemplo enviando cartas al director de Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), y pensamos que sería una persona de mente abierta, le enviamos dos cartas y nunca nos contestó”, dijo en entrevista.

Por otra parte, también Cofepris les ha cerrado la puerta, ya que cuando la Comisión ha dicho que no hay pruebas suficientes de que estos dispositivos sean aptos para la salud, Pro-Vapeo les ha llevado carpetas con 174 artículos para comprobar que pueden ser benéficos.

Sussman agregó que otra consecuencia del decreto presidencial es que fomentará “el mercado negro” de los vaporizadores, con el riesgo de que proliferen productos de dudosa calidad, a diferencia de lo que sucedería si se aprobara una regulación para la distribución y venta de ese tipo de dispositivos.

“Es un desastre el decreto porque todas las prohibiciones llevan al mercado negro y problemas sociales y agravan los problemas que ya existen; esa es una experiencia histórica que tenemos con todas las prohibiciones; entonces yo no veo que vaya a beneficiar esta prohibición”, advirtió Roberto Sussman, quien participó este miércoles, precisamente, en un foro convocado en la Cámara de Diputados sobre regulación de cigarros electrónicos.

A este evento estaba confirmada la asistencia de Hugo López Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Secretaría de Salud (SSA) y José Alonso Novelo Baeza, titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) y que finalmente no se presentaron.

“Anoche decidieron no participar bajo el argumento de que en el foro iba a haber gente de asociaciones que representan los intereses de las tabacaleras, refiriéndose a ProVapeo”, señaló una fuente que prefirió no ser mencionada.

En el foro también estuvieron presentes los diputados Miroslava Sánchez Galván de Morena, Éctor Jaime Ramírez Barba del PAN, Frinné Azuara Yarzábal del PRI, Lorenia Valles Sampedro de Morena, Sylvana Beltrones del PRI y Ricardo del Sol Estrada, quienes han presentado propuestas de ley que buscan regular la industria de los cigarros electrónicos en el país desde el año pasado.

El día de mañana se espera que los diputados que participaron hoy en el foro den una conferencia de prensa a las 2:00 pm.

“Lo que creo que puede ser interesante empezar a ver como el consenso generalizado, expertos, reguladores, la SCJN todos están en la misma línea de que esto se debe de regular y los únicos en contra son las propias autoridades”, agregó la fuente que prefirió no su anonimato.

Además, en el evento estuvieron presentes el Mitch Zeller, director de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA en inglés), médicos del Hospital Ángeles, la sociedad Mexicana de Salud Pública, de la Universidad de Guanajuato y Onassis Cardiac Surgery Center y Departamento de Farmacología de la Universidad de Patras, Grecia.

En el país, los estados de Aguascalientes, Baja California, Chiapas, Ciudad de México, Coahuila y Guanajuato también han promovido iniciativas para incorporar el cigarro electrónico dentro de los productos prohibidos en espacios 100% libres de humo. Este año se hizo ley en Aguascalientes y Chiapas.

El vapeo, como se conoce al hábito de utilizar cigarrillos electrónicos, se ha convertido en un gran negocio, con un mercado global proyectado de 48,000 millones de dólares para 2023.