Lamenta AMLO ataque en Aguililla; confía en su estrategia

La Jornada

El presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó la emboscada a policías estatales de Michoacán por parte de presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación, en la que perdieron la vida 13 uniformados en la carretera Apatzingán- Aguililla, pero reiteró su confianza en que la estrategia que implementa su gobierno ayudará a pacificar al país.

“Es muy lamentable lo que sucedió, no lo deseamos, estamos ayudando a las autoridades locales, en este caso al gobierno del estado, y vamos a seguir con nuestra estrategia, lo que se planteó ayer, y estoy optimista, creo que vamos a lograr la paz en el país, evitar estos hechos violentos, que es un proceso, que vamos avanzando con mucha firmeza, esta es una zona violenta y vamos a seguir atendiendo las causas que originan esta descomposición social” indicó este martes.

En su conferencia de prensa en Palacio Nacional, reiteró que trabaja diario para atender el asunto de la inseguridad, pero es un tema que se dejó avanzar con estrategia equivocadas, al atender la violencia con más violencia, por lo que ahora hay un nuevo paradigma en materia de seguridad.

“Para nosotros es muy importante que haya bienestar, que se pueda conseguir la paz con justicia, y también con eficiencia en la actividad de protección a ciudadanos, con la Guardia Nacional, con buena coordinación con los estados, y evitando también que la autoridad se mezcle con la delincuencia, que no haya contubernio y que las bandas de delincuentes no tengan protección de las autoridades”.

Precisó que el secretario de la Defensa y el de Seguridad Pública informarán más sobre este tema.

Al inicio de la conferencia de prensa matutina aseguró que se ha incrementado el presupuesto para esta tarea, en especial con la creación de la Guardia Nacional, la cual tiene actualmente 70 mil elementos y en breve crecerá a 80 mil.

“Eso no existía, para tener 80 mil elementos se requiere más presupuesto y ya se inició también todo el plan de construcción de instalaciones para la Guardia Nacional”, dijo.

En general es mayor el presupuesto para seguridad pública, me refiero a lo que se envió al Congreso, anotó el mandatario.

El jefe del Ejecutivo subrayó que hay todo el apoyo a los estados en materia de seguridad, pero “sin letalidad, es decir, nosotros no podemos ajusticiar, ni podemos masacrar, eso que se hacía anteriormente no puede llevarse a cabo, no puede enfrentarse la violencia con la violencia.

Afirmó que hay buena relación con los gobernadores, de quienes no ha tenido peticiones de actuar de manera similar a gobiernos anteriores.

Decisión en sindicatos es personal

El presidente Andrés Manuel López Obrador también se refirió a los procesos de denuncias contra líderes sindicales. En específico, al referirse al líder del sindicato Petrolero, Carlos Romero Deschamps, tras recordar que hay denuncias en su contra ante la Fiscalía General de la República, dijo que si decide dejar su cargo es una decisión personal.

“Recordar que todo lo que nos llega se tramita, se le da curso, y hay denuncias en la Fiscalía General, si él toma la decisión de dejar el sindicato para atender esos asuntos está en su derecho, nosotros no nos vamos a meter -eso también es un cambio importante- a poner al sustituto. Eso lo tienen que decidir en el sindicato”, indicó.

Aclaró que no se trata de una negociación, “si él quiere dejar el cargo para enfrentar su asunto, como lo hizo el fiscal, el ministro Medina Mora, igual. Hay denuncias, ellos ven la fiscalía”, pero agregó que, cuando se tratan de servidores públicos, dijo, lo mejor es no involucrar a las instituciones.

El caso se aborda, dijo, sin persecución, y con apego a la legalidad, y en apego a los elementos de prueba que editas, pero insistió que es el mismo Romero Deschamps quien debe definir la decisión que tomará.

“No vamos a quitar a un dirigente para poner a otro dirigente, es un asunto que tienen que poner los mismos trabajadores y conforme a las normas del sindicato”, agregó.

Recalcó que hay un nuevo marco en lo laboral que establece procedimientos democráticos en la elección de dirigentes, que haya voto libre, directo, democrático en la elección de sus dirigentes.