Asegura Fiscalía que cuerpos localizados en Tuxtepec presentaban huellas de tortura

Foto: Ilustrativa

Oaxaca de Juárez. La Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), investiga los hechos ocurridos en las últimas horas en la región de la Cuenca del Papaloapan, donde se han registrado nueve homicidios en hechos distintos, siete de los cuales son hombres y dos mujeres.

En un primer hecho y de acuerdo con las primeras investigaciones, alrededor de las 04:45 horas de este 8 de junio, se reportó una llamada telefónica al número de emergencia 911, informando que en el ejido La Reforma, sobre la carretera que conduce a Ayotzintepec, se encontraban 14 bolsas con restos humanos en su interior.

Dichos cuerpos, cinco de los cuales son hombres y dos mujeres, presentaban huellas de tortura y desprendimiento de sus extremidades, sin que hasta el momento hayan sido identificados.

Por estos hechos, la Fiscalía General, a través de la Vicefiscalía Regional de la Cuenca, inició la carpeta de investigación 19364/FCUE/TUXTEPEC/2019, por el delito de homicidio, llevando a cabo en el lugar de los hechos las diligencias respectivas con su personal del Ministerio Público, Agentes Estatales de Investigación y Peritos, quienes en estrecha colaboración con corporaciones policiales, trabajan para aclarar con prontitud estos hechos y fijar las responsabilidades que correspondan.

En un segundo hecho, a las 07:00 horas de este mismo 8 de junio, en la Segunda Sección de San Felipe Jalapa de Díaz, se reportó el cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino, identificado como F. P., quien presentaba disparos por proyectil de arma de fuego. Derivado de este hecho se inició la carpeta de investigación 19365/FCUE/TUXTEPEC/2019.

Finalmente, en un tercer evento se realizó el levantamiento de un cuerpo sin vida localizado a la altura del puente Amapa, en el tramo de la carretera federal Temascal, el cual fue ubicado en dos bolsas de color negra.

La Fiscalía General del Estado reitera su compromiso de investigar y esclarecer estos hechos, para que ningún delito quede impune y aplicar la ley contra quien o quienes resulten responsables de estos delitos.