SRE contrató a empresa para expedir pasaportes que colapsó en 2015

Forbes

Ciudad de México. Para la emisión de pasaportes de este año, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) asignó un contrato una empresa que en la anterior administración fue contratada pese a señalamientos de favoritismo y cuyo sistema falla en 2015 y provocó un colapso en la emisión de estos documentos.

La contratación, que se realizó en enero con vigencia de un año, se llevó a cabo de forma directa a la empresa alemana Veridos con un contrato por 27.7 millones de dólares, informó el organismo Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad.

Esta misma empresa había obtenido en abril de 2015 un contrato por un periodo de 32 meses, en una licitación que fue impugnada legalmente por presunto favoritismo por un consorcio de cinco compañías que habían presentado una oferta más barata.

Veridos obtuvo aquella licitación con una propuesta de hasta 93.9 millones de dólares, mientras que el consorcio encabezado por la empresa Vangent propuso un costo de 79.9 millones de dólares.

Hubo otras propuestas
Hubo otras empresas que también presentaron ofertas más baratas, como Sixsigma Networks y la británica La Rue International Limited, que ofrecían realizar el servicio de emisión de pasaportes a un costo de 86.4 millones de dólares.

Sin embargo, la SRE, encabezada entonces por José Antonio Meade, justificó la contratación de la empresa Veridos con el argumento de que se había privilegiado el aspecto técnico sobre el económico y argumento que con ello sería más eficiente la emisión de pasaportes.

Sin embargo, en octubre de 2015, el sistema de Veridos colapsó, lo que provocó protestas de los usuarios.

De 11,908 pasaportes que se emitían en promedio diariamente a nivel nacional, únicamente se entregaban 911 diarios, de acuerdo con una revisión de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Esta misma auditoría de la ASF mostró que el sistema contratado a Veridos ni siquiera se había implementado en los consulados de México en el extranjero porque los equipos adquiridos estaban almacenados, mientras que en las delegaciones estatales estuvieron por lo menos 8 meses sin el servicio.

Pese a estos antecedentes, la actual administración federal decidió ampliar el contrato a Veridos, el 15 de enero al 31 de diciembre de 2019, detalló la información difundida por el organismo.