Muestran incremento de bebés ‘adictos’ en Florida

Agencia EFE.

La senadora de Florida, Kathleen Passidomo, alertó este jueves sobre el aumento de recién nacidos afectados por madres adictas a opiáceos.

Asimismo, sometió un proyecto para crear un programa piloto que atienda de forma adecuada esos bebés.

Las sustancias ilícitas y los medicamentos recetados que causan drogodependencia y adicción en la madre también causan que el feto se vuelva adicto, lo que continúa al nacer”, explicó la senadora al presentar el proyecto.

En Florida, las muertes relacionadas con el consumo por opiáceos aumentaron el 35 por ciento en 2016, con un total de 5 mil 725, casi la mitad de las 11 mil 910 ocasionadas por medicamentos y drogas ilícitas ese año, según el Departamento de Policía local.

El proyecto de ley autorizaría a establecer un piloto para licenciar uno o más centros de salud para tratar bebés después de la estabilización, ofreciendo un costo comunitario más bajo.

Al nacer, estos opiáceos ya no están disponibles para los bebés a través de sus madres, el sistema nervioso central del neonato se sobre estimula y causa los síntomas de abstinencia, muchos de los mismos que experimentan los adultos.

Para tratarlos, se les administra morfina, metadona, fenobarbital, clorpromazina, diazepam, clonidina o una combinación de estos medicamentos para proporcionar alivio sintomático.

A través de un video, Passidomo denunció “el devastador” panorama que enfrentan estos recién nacidos, que deben ser sometidos a drogas, y la falta de salas hospitalarias para rehabilitar a estos neonatos en el estado.

Hemos visto un aumento de mil 200 por ciento en nuestros bebés ingresados por Síndrome de Abstinencia Neonatal” (NAS, por su sigla en inglés), afirma en la grabación el doctor William Liu, director médico del Hospital Infantil Golisano del Suroeste de Florida, en la ciudad de Fort Myers.

El neonatólogo se lamentó que los menores se hayan convertido en daños colaterales de la crisis de opiáceos que sufre Estados Unidos y que requieren servicios que las Unidades de Cuidado Intensivo de Neonatos de los centros hospitalarios no pueden ofrecer.

Tenemos una responsabilidad de estos bebés que están naciendo en la devastación de la crisis de opiáceos”, aseguró la senadora Passidomo al presentar el Proyecto Piloto del Síndrome de Abstinencia Neonatal.

El presidente Donald Trump declaró en octubre pasado emergencia de salud pública el abuso de analgésicos opiáceos e instruyó a su Gobierno dar prioridad a la lucha contra la adicción, aunque no destinó nuevos fondos a este problema como había prometido anteriormente.

(La iniciativa) toma pasos importantes para asegurar que estos bebés no queden atrás mientras nosotros, como sociedad, trabajamos para enfrentar la crisis más grande que enfrentamos”, señaló Passidomo.

Las muertes por sobredosis de opioides sintéticos se quintuplicaron en los últimos tres años en EU hasta llegar a unas 20 mil y ayudaron a disparar los fallecimientos por drogas en general, que alcanzaron los 60 mil, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades.