Por omisión en reparación, accidente aéreo de Ulises Ruiz costó 10 millones de dólares a los oaxaqueños

Eulalia Rocha/RIOaxaca

El accidente aéreo que el ex Gobernador Ulises Ruiz tuvo en el año 2007, costó a los oaxaqueños 10 millones de dólares.

El Secretario de la Contraloría y Transparencia Gubernamental, José Díaz Navarro explicó este miércoles, que el gobierno que encabezó Gabino Cué no dio seguimiento a la reparación del helicóptero accidentado hace 10 años, lo que causó este daño patrimonial al Estado de Oaxaca.

Detalló que luego del accidente de un helicóptero oficial, el cual tuvo un costo aproximado de 5 millones de dólares; se procedió a su reparación a través de un seguro contratado por la misma cantidad, por lo que la aeronave fue trasladada fuera del país.

Con la entrega-recepción de la administración de Ulises Ruiz a Gabino Cué, el seguimiento a dicha reparación correspondió al gobierno aliancista, sin embargo, fue hasta los últimos meses de 2016, cuando la aeronave regresó al estado, y con los recursos del seguro agotados.

Los técnicos del hangar del Gobierno del Estado, armaron el helicóptero, pero hasta la fecha éste se encuentra imposibilitado para operar.

Díaz Navarro refirió que la omisión habría sido el no dar el seguimiento adecuado a la reparación de la aeronave, y no hacer los reclamos en los términos correspondientes, con el fin de que fuera declarado pérdida total y el seguro pagara el porcentaje debido.

Sobre este caso, indicó, se está indagando para aplicar las sanciones a quienes habrían sido los responsables de dicha omisión, que apunta a la Dirección de Servicios Aéreos de Oaxaca.

El 28 de noviembre de 2007, la aeronave Augusta 109, matrícula XC LCW sufrió una descompensación y se desplomó en terrenos de la Agencia San Felipe del Agua. En éste viajaban el ex mandatario Ulises Ruiz Ortiz, y los ex secretarios de Salud, Martín Vázquez, y de Obras Públicas, Eviel Pérez, así como el ex presidente del Congreso local Bulmaro Rito y otros dos exfuncionarios. Todos resultaron con golpes leves que no fueron de consideración.