Acepta Congreso veto parcial del gobernador a artículos de la Reforma Política

Oaxaca de Juárez. Con 25 votos a favor y siete en contra del partido Morena, la 63 Legislatura del Estado aprobó el dictamen por el que aceptan el veto parcial emitido por el gobernador Alejandro Murat Hinojosa, respecto a la Reforma Política, para enriquecer artículos que presentaron observaciones de forma.

“Oaxaca cuenta con un marco regulatorio orientado a responder retos que dan sustento a la representación soberana en los procesos electorales”, señaló la presidenta de la Comisión Permanente de Democracia Participativa con Igualdad de Oportunidades, Nallely Hernández García.

“En Oaxaca como en cualquier sistema democrático debe entenderse que es normal que el Poder Ejecutivo intervenga en el proceso legislativo, la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Oaxaca les otorga las atribuciones para hacerlo”, agregó.

Los vetos forman parte del proceso parlamentario y a diferencia de lo que se ha querido señalar, no es más que un mecanismo que contribuye a fortalecer el marco jurídico que rige la vida de las personas, el veto persigue la finalidad de asociar al ejecutivo la responsabilidad de información de la Ley y la de fortalecer el sistema de pesos y contrapesos propios de la democracia, dijo.

“Después de un largo y acalorado debate al interior de las comisiones, se llegó a una propuesta de dictamen, en la que aceptamos de manera parcial observaciones contenidas y sostenemos porciones normativas del proyecto original aprobado”, apuntó Hernández García.

Por su parte, la diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Paola Gutiérrez Galindo, expresó que el trabajo previo a este dictamen fue muestra clara de la defensa de la soberanía popular en aras del crecimiento de la democracia, garantizando siempre el equilibrio de los poderes.

“Se aceptaron las observaciones del ejecutivo para enriquecer, no para corregir el contenido de la propia Ley; y que nos permitirá que quien lea el documento, pueda tener mayor claridad, fueron errores de dedo, errores humanos corregibles”, aclaró.

Gutiérrez Galindo indicó que otra parte no fue aceptada, dado que el contenido de la propia norma no era necesario modificarla, ni hacer cambios, ya que la interpretación de la Ley queda clara y mantiene esos artículos como se habían propuesto de manera original.

A su vez, el diputado del Partido Acción Nacional (PAN), Juan Mendoza Reyes, aseveró que se trató de un trabajo donde expertos en la materia, asesores y técnicos cuidaron con los diputados que fuera ordenado, de tal manera que se pudiera prever cualquier recurso interpuesto.

“Destaco este ejercicio de observación, para que algunos artículos de esta Ley fueran enriquecidos, nada de fondo, el veto no trastoca fondo, sino cuestiones de interpretación, de forma”, añadió.

Las y los integrantes de la Fracción Parlamentaria de Morena mantuvieron su voto en contra, tal como lo hicieron en la aprobación de la Ley de Instituciones Políticas y Procedimientos Electorales de Oaxaca (LIPPEO).

Las comisiones permanentes Unidas de Democracia Participativa con Igualdad de Oportunidades y la de Administración de Justicia, analizaron previamente el veto parcial, siendo obtenidas las observaciones de las y los diputados integrantes de las comisiones dictaminadoras.