Acumula FEPADE 52 casos de violencia política de género; 16 son considerados como riesgo

0
275

Gladys Aguilar/RIOaxaca.

Oaxaca de Juárez. La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) dio a conocer que tiene bajo su registro  un total de 52 casos  de violencia política de género, de los cuales 16 han solicitado la protección a la Comisión Nacional de  Seguridad por agentes de la Policía Federal.

Ante estos casos en coordinación con la aplicación de las reformas de Sistema de Justicia Penal Acusatorio, se implementó unas oficinas de derechos humanos y Atención a Víctimas, integradas por áreas especializadas que brindan apoyo  psicológico, jurídico y de seguimiento y protección para las mismas.

Cabe señalar que para brindar protección a las víctimas de los delitos electorales, en los caos que se ha considerado que está en riesgo su integridad física, se solicita la protección a la Comisión Nacional de Seguridad por agentes de la policía federal.

De estos casos destaca el de la regidora del municipio de Tecamachalco, Puebla, a quien la FEPADE junto con elementos de la Policía Federal han brindado acompañamiento, asi como el de la presidenta municipal de Tlapa, Guerrero cuya protección se solicitó fuera ampliada.

Otro de los casos mas relevantes es el de la Vocal Ejecutiva de la Junta Ddistrital 07, en el Estado de Oaxaca, quien fue atacada por un grupo de manifestantes en un evento público y donde se liberaron y cumplieron órdenes de aprehensión.

Asimismo recalcan que se ha otrogado la calidad de víctima a un totoal de 26 mujeres solicitando su ingreso inmediato al Registro  Nacional de Víctimas de las cuales ya se atienden 13.

El caso más reciente que atiende la FEPADE, es el de la presidenta municipal y sindica municipal  de San Pedro Atoyac y Pinotepa Nacional,  a quienes se les brindó las condiciones de seguridad necesarias tanto miniesterial y policíaca, que brindarán acompañamiento a las funcionarias durate la realización de sus trámites legales propios de su encargo, contando en todo tiempo con el respaldo del gobierno federal.

Lo anterior debido al grado de vulnerabilidad en que se encontraban, así como a la violencia en la que estaban expuestas por su condición  de mujer en el ejercicio de los cargos públicos para los que fueron electas.