“Hay que ser pacientes”: ONU ante criminalización del gobierno de DDH

Por Rodrigo Islas Brito

Con la participación de distintas organizaciones y defensores de Derechos Humanos de distintos estados del país como Chiapas, Campeche, Estado de México, Morelos, Oaxaca y Puebla, se llevó a cabo el Foro Defensores de Derechos Humanos en Riesgo en la Universidad Iberoamericana en el estado de Puebla, en el cual los organismos defensores expusieron su denuncia ante la criminalización que el Estado ha realizado de la labor defensores y defensoras de derechos humanos, obstaculizando y poniendo en riesgo su integridad y seguridad personal.

Según informes de la organización Código DH, el mencionado foro conto con la participación del Relator Especial de Derechos Humanos de la ONU, Michael Forst, frente a quien el Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos Gobixha A. C., realizó el acompañamiento a Isabel Jiménez Salinas defensora e integrante de la Asamblea Popular de los Pueblos Juchitecos quien expuso en la mesa de denuncia ante el relator, la serie de hostigamientos y amenazas que el gobierno ha puesto en marcha ante las actividades de defensa de la tierra y el territorio y el rechazo a los megaproyectos eólicos.

Las organizaciones que tuvieron voz en el foro pidieron al relator de la ONU considerar venir a Oaxaca en su próxima visita oficial a México pues aseguraron que este “es un Estado en donde se ha criminalizado la lucha social”.

Ante los cuestionamientos sobre la participación del gobierno mexicano  sobre las recomendaciones y los mecanismos realizados por la ONU quien ha documentado las arbitrariedades y agresiones de los defensores y defensoras, Michel Forst respondió que desde su punto de vista hasta  ahora ha habido una buena cooperación con el gobierno mexicano.

Sin embargo aseveró que el gobierno de Enrique Peña Nieto se verá en resistencia al momento de implementar las recomendaciones que le sean emitidas.

“Ha habido bastante cooperación, comparten información y reportes pero hay un espacio importante entre las propuestas,  recomendaciones, compromisos y por supuesto la implementación”.

Forst señalo que hay cinco mexicanos defensores de DH atendidos por la ONU para los cuales emitió al gobierno de México recomendaciones para ponerlos en libertad ante las detenciones arbitrarias en su contra.

Se le cuestionó sobre las actuales directrices de seguridad propuestas por el gobierno federal, como acciones contra las garantías individuales que promueven los cateos a domicilio a cargo del Ejército, o como el caso de lo sucedido en el criminalmente convulso Acapulco, Guerrero, en donde será el mismo Ejercito quien tomará en sus manos el servicio de monitoreo de seguridad publica conocido como C4.

Ante esto el representante en materia de derechos humanos de la Organización Naciones Unidas respondió que no se podía comprometer con una respuesta.

“Lamentablemente en este momento no me encuentro con la facultad de dar respuesta ya que no me encuentro actualizado en cuanto a los comunicados  de instancias oficiales.  Sin embargo  hay que ser pacientes pronto ya habrá una revisión oficial en donde haremos una revisión en México y las instancias podrán leer la postura y valorar lo que se ha publicado”.

Aunque Forst no definió una fecha de su próxima visita oficial a nuestro país, se cuenta con un primer informe denominado “Riesgo y amenazas en la defensa de los derechos humanos: La voz de las personas defensoras de los Derechos Humanos”, que considera un apartado especial en México, a lo que el relator especial expuso que los informes sobre defensores que están a cargo del gobierno son mantenidos en confidencialidad y se espera que en su próxima visita se detalle más sobre el tema.