Preocupa el proceso de consulta indígena en los Valles Centrales

Por: Francisco Ramírez

A dos meses de iniciada la fase informativa del proceso de consulta indígena, no cumple con los mínimos principios básicos de los estándares internacionales, señalan organizaciones defensoras de los Derechos Humanos integrantes del Colectivo Oaxaqueño en Defensa del Territorio.

En este sentido quienes han dado seguimiento este proceso de consulta, en los Distritos de Ocotlán y Zimatlán de Álvarez, ven con gran preocupación la falta de cumplimiento de la sentencia emitid por la Primera Sala Regional Metropolitana, dentro del expediente: 9216/11-17-01-5, para la realización de la Consulta Indígena en los Valles Centrales.

Consideramos que el proceso de Consulta Indígena no tiene que ser un mero trámite o proceso, sino que tiene que estar cimentado en el principio de buena fe, en todas y cada una de las actividades con miras de obtener el consentimiento de las comunidades.

En este sentido expresan que en las reuniones informativas del proceso de consulta, la Comisión Nacional del Agua no ha cumplido con los mínimos acuerdos dentro del proceso de consulta como son las convocatorias, por lo que dejan en la vulnerabilidad a la población para ejercer su derecho a la participación.

El material informativo que se ha entregado en esta fase ha sido insuficiente, lo que ha limitado el derecho a la información y garantizar que los sujetos de consulta cuenten con los materiales necesarios.

Las comunidades en diversas reuniones, han solicitado a las autoridades garantizar el subsidio de energía eléctrica para el campo, consideramos que esto es necesario para que la consulta se pueda desarrollar libremente y no se vea condicionado el consentimiento de las comunidades.

En la consulta en su fase informativa observamos que se continúa violando los derechos de los pueblos indígenas y comunidades equiparables, a pesar de las observaciones señaladas, se sigue consumando una serie de violaciones a los Derechos humanos, esto; debido  a la falta de seriedad y respeto mostrado por parte de la Comisión Nacional del Agua, así como el silencio que hemos observado del Comité Técnico Asesor y el Órgano Garante ante la falta de acciones que garantice el pleno ejercicio de los Derechos Humanos y el cumplimiento de acuerdo dentro del proceso de la Consulta Indígena.

Ante toda esta situación hacemos un llamado a la Comisión Nacional del Agua, para que a la brevedad posible retome las acciones que garanticen el buen desarrollo del proceso de Consulta Indígena, para la revisión y modificación del Decreto Veda de 1967.

Hacemos un llamado a las organizaciones, locales, nacionales e internacionales defensoras de los derechos humanos y derechos colectivos, para que se sumen y participen como observadores dentro de esta proceso de consulta indígena.